Lo valioso

Dice la Biblia en Mateo 6:26

“Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?”

La renuncia a las riquezas o la búsqueda de dinero como único objetivo en la vida tiene sus dificultades y sus amargas experiencias. Jesús lo sabe y por eso busca de manera muy sencilla, pero profunda enseñar a sus seguidores la manera en que Dios suplirá sus necesidades.

El ejemplo que ofrece es simple: Si las aves de los cielos que carecen de la capacidad para sembrar y cosechar se alimentan, cuanto más los hijos de Dios tendrán suplidas sus necesidades.

Jesús les quiso enseñar a sus discípulos y quiso enseñarnos a nosotros a confiar en él y para ello utilizó una pregunta cuya respuesta es afirmativa: ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? La palabra “valéis” es muy interesante. Procede de la raíz griega “diapheró”, que a su vez se forma de dos vocablos: “dia” una preposición que significa “a través de “.

Y la palabra “pheró” que se traduce como llevar. La palabra diapheró connota, entonces, la idea de un ejercicio mental para saber distinguir lo importante, lo valioso, lo esencial y lo que vale la pena. En un ejercicio de esa naturaleza resulta a todas luces que entre las aves del cielo y los hijos de Dios siempre serán más importantes o más valiosos éstos últimos.

Y esa es la idea que los discípulos de Cristo deben sellar en su mente y corazón. Somos más valiosos que las aves del campo y si las aves del campo son alimentadas sin llevar a cabo las actividades para buscar sustento, cuanto más nosotros que a diferencia de los pájaros si trabajan para conseguirlo.

La comparación que Cristo hace en este texto debe servirnos para evitar el afán y la ansiedad y por el contrario tomar con calma y tranquilidad al suplir nuestras necesidades sabiendo que Dios siempre está para ayudarnos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: