Aumentar el dolor

Dice la Biblia en Proverbios 25: 20

“El que canta canciones al corazón afligido es como el que quita la ropa en tiempo de frío, o el que sobre el jabón echa vinagre.”

Agregar dolor a quien sufre, aumentar tribulación al afligido y añadir cansancio al cansado es una actitud reprobable. De por sí es suficiente con la situación que esta viviendo como para todavía hacer de su aflicción una oportunidad para sumirlo en la depresión y la desesperación.

La expresión “cantarle canciones al corazón afligido” connota precisamente la idea de hacer todavía más doloroso el sufrimiento que algunas personas parecen disfrutar o gustan hacer cuando ven a alguien en dificultades. En realidad no es que lleven un tocacintas o una aparato de sonido y pongan canciones, más bien es la actitud de atribular más.

El proverbista advierte a sus lectores y nos advierte a nosotros sobre esta penosa actitud. Para hacernos ver el tamaño de la falla o hacernos pensar sobre lo irresponsable que resulta una actitud así nos dice que es como quitarle la ropa a alguien en el más crudo de los inviernos o echarle jabón al vinagre. Algunas versiones traducen echarle vinagre a la herida.

La idea del autor de este proverbio es que en lugar de hacer más difícil el agudo trance que este viviendo una persona seamos capaces de disminuir o aligerar la carga que esta llevando o en otras palabras que seamos capaces de consolar, arropar y ayudar a quien esta viviendo momentos de angustia.

En muchas ocasiones la vida del ser humano transcurre en medio de aflicciones. Nuestros amigos, familiares y conocidos y hasta nosotros mismos tenemos tiempos en los que la tristeza por alguna situación adversa nos hacen sentir tristeza y aflicción y no necesitamos quien nos resalte lo que estamos viviendo, sino quien nos ayude con consuelo.

Los amigos de Job cayeron justamente en esta actitud cuando, en lugar de ir con consuelo a ver a su amigo y sus palabra cayeron justamente como vinagre en una herida en la vida de su amigo y casi, casi, le quitaron la ropa en invierno a quien ya de por sí sufría sin entender la razón de su situación.

Cuando veas a tu amigo o familiar sufriendo no saques tu aparato de sonido y pongas canciones tristes. Él no lo necesita. Necesita tu auxilio y ayuda para superar lo que esta viviendo o afianzarse en que su situación cambiará.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: