Escribe la vision

Dice la Biblia en Habacuc 2:2

“Y Jehova me respondió, y dijo: Escribe la vision y declara en tablas…”.

Cuando el profeta Habacuc se sintió desolado por los pecados de sus compatriotas en Jerusalén y dirigio a Dios su queja, Dios le respondio diciéndole que esa situación pronto terminaría debido al juicio que vendría sobre los hebreos que habitaban en esa ciudad. Serian castigados duramente por haberse olvidado de Dios.

Pero en esta ocasión, el Señor le pidio que escribiera la profecía que le había dado. El Creador quería que su vidente plasmara lo que habría de ocurrir. Deseaba que quedara por escrito un anuncio que habría de suceder meses después de haberse pronunciado.

Con esa orden Dios quería que a todos los quedara claro que lo que estaba anunciando no era una ocurrencia, tampoco era una broma, sino una sentencia que habría de ejecutarse tal cual se había anunciado. Dios no estaba jugando y lo que Habacuc profetizaba de ningún modo era una suposición suya.

En estos tiempos en los que algunos hombres temerarios se asumen como profetas seria muy bueno escribir sus anuncios y pasarlos por la prueba del cumplimiento. Si lo que dicen se cumple cabalmente estamos ante servidores de Dios que merecen todas nuestras consideraciones, pero si no se cumplen estamos ante farsantes que usan en vano el nombre del Señor.

De esa forma descubriríamos que mucho de los que se auto asumen como enviados del Señor en realidad solo tienen pretensiones de otra naturaleza.

Habacuc escribió su profecía con la plena seguridad de que se cumpliría. Nunca dudo de que Dios habría de cumplir con lo que le dijo. La palabra de Dios siempre se cumple. La palabra del hombre no.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: