El imperativo del perdón

Dice la Biblia en Mateo 18: 35 “Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.”

La parábola de los dos deudores, enunciada por Cristo para señalar la importancia del perdón entre los hermanos, concluye con una sentencia implacable: quien no perdone de todo corazón a sus ofensores no recibirá el perdón divino, una seria advertencia contra el rencor y el resentimiento.

El perdón que Cristo espera de sus seguidores a favor de sus ofensores es pleno, sin regateo, sin reservas y sin una sola pisca de recelo y la razón es sencilla: ante la afrenta que sufra una persona jamás alcanzará el nivel, tamaño o grado de ofensas que Cristo recibió para salvarnos y otorgarnos su perdón.

Frente a la obra de Cristo nadie ni nada puede compararse. Ante la cruz nadie puede decirse más ofendido que Cristo y en consecuencia nadie tiene el derecho de reservarse su capacidad de perdonar. Ante el calvario el perdón es un deber y un imperativo ético de parte de los discípulos del Señor.

Por eso su demanda de perdonar a todos aquellos que se hayan levantado contra nosotros, aquellos que sin causa nos causaron un daño material o moral porque nadie jamás ha sufrido mayor ofensa que nuestro Señor y en medio de todo ellos exclamó: Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen.

El ejemplo de Jesús nos sirve como referente para que una y otra vez nuestro corazón este dispuesto a olvidar toda clase de daño que se haga contra nosotros, entre las que encontramos habladurías, calumnias, difamaciones y ofensas hacia nosotros o nuestros seres queridos.

El perdón nos presenta o nos permite parecernos más a Cristo porque su amor se manifiesta perdonándonos una y otra vez cuando lo ofendemos y actuamos de manera pecaminosa ante su presencia. Su amor incondicional nos libera de la carga y hace que tengamos comunión con él.

El perdón libera a quien lo otorga, rompe ataduras de odio y resentimiento y le procura un corazón limpio, como le agrada a Dios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: