La verdadera libertad consiste en poder elegir

Dice la Biblia en Jeremías 40: 5 “…ve a donde te parezca más cómodo ir…”.

Con esas palabras el capitán de la guardia babilónica, Nabuzaradán despidió al profeta Jeremías luego de tomar Jerusalén y destruirla. Mientras miles de judíos tenían solo como opción ir a Babilonia cautivos o morir a manos de los caldeos, a Jeremías se le dio la opción de decir lo que mejor le conviniera.

Jeremías había sufrido mucho por la situación de su pueblo. Pero también había padecido la intolerancia de sus gobernantes porque sus profecías directas y duras contra el pecado y la maldad del pueblo de Israel le había enemistado con ellos y lo habían perseguido e, incluso, encarcelado.

Precisamente Nabuzaradán, emisario del rey caldeo Nabucodonosor, lo había encontrado en entre los cautivos que iban deportados a Babilonia y lo regresó a Jerusalén para dejarlo en libertad en una gran excepción con un hebreo porque la orden que tenía era llevarlos cautivos a su nación o matarlos.

Esta historia que relata el propio profeta en el libro que lleva su nombre es muy aleccionadora, pero también muy estimulante porque demuestra una vez que vivir para Dios y mantenerse firme en la vocación a la que se ha sido llamado siempre tendrá una recompensa.

Al final de cuenta someterse a Dios es la única actividad que en realidad libera o hace libres a las personas. La verdadera libertad la encontramos no en vivir como queremos, sino en vivir bajo la voluntad de Dios que siempre sabrá pagar mejor que el pecado y la maldad y que recompensará a quien a pesar de todas las adversidades se sujeta al Señor.

Los contemporáneos vivieron como quisieron y fueron “libres” a su manera, pero al final de cuenta terminaron o muertos o cautivos por los babilonios porque vivieron engañados en una libertad relativa, en cambio Jeremías se sometió al Señor y cuando todos eran llevados cautivos o asesinados, él escogió su futuro. Esa es la verdadera libertad: poder elegir.

Optar por Dios en nuestras vidas, nos dará el derecho de elegir a la hora en la que en realidad se necesite tomar una decisión de vida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: