Cuando Cristo regrese reunirá a su pueblo

Dice la Biblia en Isaías 11: 12 Y levantará pendón a las naciones, y juntará a los desterrados de Israel, y reunirá a los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra.

El regreso de Cristo a la tierra abrirá una nueva y definitiva forma de trato de Dios con su pueblo Israel. Cuando Jesús estuvo en la tierra dijo de Jerusalén y su pueblo las siguientes palabras: He aquí, vuestra casa os es dejada desierta; y os digo que no me veréis, hasta que llegue el tiempo en digáis: Bendito el que viene en nombre del Señor. Lucas 13: 35.

Isaías visualizó la manera en que Dios obraría para con sus escogidos cuando el Mesías estableciera su reino definitivo. Su primera acción, según leemos, será reunir a todos los esparcidos. Es un hecho innegable que a pesar de la restauración del Estado de Israel en 1948 aún hay muchísimos hebreos expatriados en todo el orbe.

Justamente a ellos se dirigen estas palabras. El regreso de Cristo los devolverá a su tierra para dar cumplimiento a las promesas que Dios hizo a Abraham. El Señor le prometió que toda su descendencia tan numerosa como la arena del mar o como las estrellas del firmamento habría de habitar la tierra que le dio al patriarca.

Es innegable que este hecho hará posible la concentración de todos los hijos de Israel a su tierra de la que salieron huyendo y nunca pudieron regresar porque a pesar de ser suya, otras naciones los subyugaron y solo hace unas cuantas décadas han podido regresar, pero no todos.

Los que aún falta por llegar a Israel serán llevados allí por la mano poderosa de Dios para que una vez reunido todo el remanente puedan expresar lo que Cristo dijo que dirían: “Bendito el que viene en nombre del Señor”. El regreso de Cristo anima nuestra fe porque no solo implica el cumplimiento a las promesas hechas a la iglesia, sino también a Israel.

Esperamos a Cristo, quien ha de venir a redimir a lsrael, la iglesia y el mundo en una manera sincronizada de tal manera que los tres unidos puedan bendecir a quien vive por los siglos de los siglos. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: