¿Por qué me buscabais?

Dice la Biblia en Lucas 2: 49

«Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais?…».

Introducción

Para comprender por qué Jesús hizo esta pregunta es indispensable contar con varios elementos que nos proporciona el pasaje de Lucas 2: 41-52. Jesús había cumplido doce años. De acuerdo a la tradición talmúdica estaba a un año para celebrar su “Bar-Mitzvah”, es decir convertirse en el hijo del mandamiento o responsabilizarse ante la ley.

Lucas nos relata que como costumbre familiar los padres de Jesús acudían cada año a Jerusalén, por cierto una travesía de más de 100 kilómetros de distancia, justamente a la edad de 12 años ocurrió el penoso incidente en el que Jesús “se extravió” en esa ciudad tan distante de Nazaret, la villa donde creció Jesús.

Miles de peregrinos hacían este viaje en la celebración de la pascua. Con tanta gente en Jerusalén era natural que se extraviara un niño. José y María regresaron de Jerusalén y pensando que Jesús iba con ellos retornaron a su ciudad, sin pensar que el niño no venía con nadie.

El relato lo podemos dividir en cuatro partes

  1. Peregrinación de Jesús a Jerusalén cada año
  2. Extravío de Jesús a los 12 años
  3. Localización de Jesús en el templo
  4. Llamada de atención de María a Jesús

De esta forma podremos comprender por qué Jesús les preguntó a sus padres ¿Por qué me buscabais? Que de ningún modo tuvo la intención de faltarle el respeto a sus padres, sino llevarlos a considerar que la preocupación que ellos tuvieron por él no tenía razón de ser porque su existencia tenía un propósito divino.

La pregunta iba dirigida a tranquilizar a sus padres por la angustia que vivieron durante tres días en lo que no lo localizaban. Su pregunta iba dirigida a apaciguar su atribulada alma y darles calma, sobre todo a su mamá que habría de verlo perder su vida 21 años después en esa misma ciudad.

La pregunta tiene una profunda carga de compasión dirigida a sus padres para que recordarán que finalmente ese hijo les había sido dado en herencia por Dios para cumplir con el sagrado propósito de cuidarlo y protegerlo a fin de cumplir con el plan que Dios ya tenía diseñado para su vida.

Síntesis

  1. Peregrinación de Jesús a Jerusalén cada año

Cada año los padres de Jesús iban a Jerusalén a cumplir con una obligación de la Ley judía de acudir por lo menos una vez al año a celebrar algunas de las fiestas judías que allí se celebraban. La piedad de ambos queda de manifiesto con este dato que ofrece Lucas.

La fiesta que ellos escogieron fue la pascua, la celebración que le recordaba a los judíos su liberación de Egipto. Año con año, según nos dice Lucas, ellos iban a la capital espiritual de Israel a celebrar jubilosos una conmemoración nacional, sin saber que unos años después Jesús sería sacrificado como un cordero pascual.

2. Extravío de Jesús a los doce años

Jesús tenía doce años cuando se extravió en esa ciudad. A los 12 años los niños hebreos comienzan su preparación para convertirse en hijos del mandamiento o Bar-Mitzva.

Lucas dice que por 72 horas o tres días José y María no supieron de su hijo. Lo buscaron con sus familiares y con sus amigos y nada. Simplemente parecía que había desaparecido. Para entender a esos atribulados padres que no tenían ni internet y teléfonos móviles, ni ningún medio de comunicación masivo para localizarlo.

Para María y José fueron horas de una terrible angustia al no saber nada de su hijo. Fue un golpe muy fuerte a su corazón porque cuando un hijo desaparece a cualquier edad siempre es muy doloroso y nos consume de tal manera que conforme pasan las horas se vuelve más insoportable.

El hijo se busca con desesperación. Para encontrarlo se recurre a toda clase de medidas desesperadas, se solicita la ayuda de muchos y no se descansa hasta dejar el último gramo de esfuerzo con tal de localizarlo. Es una búsqueda frenética, sin descanso y con todos los recursos disponibles.

3. Localización de Jesús en el templo

Luego de tres días de búsqueda Jesús fue localizado en el templo de Jerusalén. Fue encontrado en medio de doctores de la ley. Tal vez fue el último lugar a donde fueron sus padres porque un niño estaría más bien jugando.

Es interesante saber que por tres días Jesús comió y bebió y tuvo una casa que lo protegió, sin que sus padres supieran cómo. Fue un milagro que sobreviviera siendo apenas un pequeño de doce años.

Al localizarlo su corazón se llenó de júbilo. Su corazón se alegró, pero también se molestó porque les había provocado una tremenda preocupación.

4. Llamada de atención de María a Jesús

Su mamá le hizo una pregunta para reprenderlo. ¿Por qué nos has hecho así? Y una declaración que sintetiza las horas amargas que vivió: te hemos buscado con angustia.

Ellos buscaron con angustia a Jesús. Lo buscaron desesperados desde el instante que supieron que se había extraviado. Jesús quiso consolar sus corazones recordándoles que fue innecesaria su angustia porque si bien ellos eran sus padres, originalmente era el Hijo de Dios. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: