El último tiempo

Dice la Biblia en 1ª Juan 2: 18 Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo.

La primera carta del apóstol Juan fue escrita aproximadamente entre el año 85 y 90 de nuestra era. Desde ese tiempo el discípulo amado, como se le conoce también al autor del evangelio de Juan, advertía claramente que la iglesia vivía el último tiempo, la última hora o los últimos días en medio del surgimiento de muchos anticristos.

Juan es el único escritor que utiliza la expresión “anticristo”. Lo hace en sus cartas. En el verso que hoy meditamos es la primera vez que lo hace, pero luego lo repite en esta misma epístola en 2: 22 y 4: 3. De igual modo lo hace en su segunda carta en 1: 7. Algunos autores identifican a este ser en Apocalipsis 13: 1-10.

La palabra anticristo proviene de dos términos griegos: “anti” que significa “en contra” o “en oposición” y Cristo que sencillamente significa el ungido y que se utiliza para referirse a Cristo. El anticristo es un opositor al Señor. Un enemigo a muerte. Alguien que blasfema contra Dios y todo lo que se relaciona con el Señor: iglesia, pueblo, oración y Biblia.

Este espíritu demoniaco o espíritus de demonios comenzaron su actividad desde los tiempos de Juan y con ello abrieron o comenzaron los últimos días. Después de dos mil años su actividad es cada vez más visible. La serie de Netflix, que presenta a un Jesús afeminado bien se puede inscribir en esta definición de anticristo porque banaliza y denigra la santidad de Jesús.

Definitivamente es el último tiempo o son las últimas horas ante el inminente regreso de Cristo. Si Juan viviese en estos días estoy casi seguro que su llamado a la iglesia sería severo. La llamaría a velar y orar de manera intensa porque los anticristos cada día aumentan y se presentan desde posiciones en las que su engaño y perversidad puede llegar millones.

El último tiempo es la antesala del regreso de Cristo. Él volverá y destruirá con la palabra de su boca al anticristo que se burló por mucho tiempo de su persona y de su iglesia. El retorno del Señor pondrá fin a las mentiras propagadas por los anticristos que andan por el mundo engañando a quienes no conocen la verdad que liberta.

La iglesia se mantiene anhelante del regreso de Cristo porque entonces sus enemigos que son los mismos enemigos de Cristo serán puestos por estrado de sus pies.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: