Dios condesciende con los humildes que bendicen y alaban su nombre

La Biblia dice en Salmos 113: 2-3

Sea el nombre de Jehová bendito desde ahora y para siempre. Desde el nacimiento del sol hasta donde se pone, sea alabado el nombre de Jehová.

Introducción

Dios merece una alabanza, adoración y exaltación continúa. Eso expresan estas palabras que el salmista escribió. Hay dos llamados claramente expresados en estos dos versos del salmo 113: 1. Bendecir el nombre de Jehová y 2. Alabar el nombre de Jehová. En los textos hebreos la expresión Jehová se emplea o cambia por Adonai.

El llamado o la exhortación a los siervo o esclavos del Señor es que deben alabar el nombre de Jehová o el nombre de Adonai. La expresión el nombre de Dios es repetitiva en toda la Escritura. Para los hebreos la expresión les recordaba inmediatamente su paso por el Egipto porque allí fue donde conocieron el nombre de Dios. Veamos Éxodo 3: 11-15.

11 Entonces Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel?  12 Y él respondió: Ve, porque yo estaré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios sobre este monte. 

13 Dijo Moisés a Dios: He aquí que llego yo a los hijos de Israel, y les digo: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me preguntaren: ¿Cuál es su nombre?, ¿qué les responderé?  14 Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros.

15 Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos.

Fue en el tiempo de Éxodo cuando nació la expresión el nombre de Jehová que es YO SOY EL QUE SOY. Un nombre que se convirtió en un nombre inefable o impronunciable. Según explican los rabinos judíos el tetragramaton o cuatro letras del nombre pronto quedó en desuso y se comenzó a utilizar la palabra Hashem, que significa el nombre, acompañada de la expresión “Adonai”.

Aquí una explicación:

“Esto quiere decir que el Nombre Inefable (en hebreo shem hameforash, expresión que literalmente significa Nombre Explícito) no debe ser pronunciado según las vocales que contiene, sino utilizando otro nombre divino en lugar de él. Por esta razón, siempre que se desee pronunciar el Nombre Inefable, se le sustituye por el nombre Adonai.” Rashí.

El salmista que compuso el el salmo 113 plantea hacer dos cosas con el nombre de Dios, bendecirlo y alabarlo, que parecen lo mismo, pero son diferentes y ambas acciones pide que se hagan siempre y día a día. El siempre o para siempre se construye en función de lo que hacemos día a día.

Dios condesciende con los humildes

2. Los humildes que bendicen y alaban su nombre

A. Bendicen siempre su nombre

B. Alaban cada día su nombre

Síntesis

A. Bendicen siempre su nombre

El verso dos del salmo 113 dice: Sea el nombre de Jehová bendito desde ahora y para siempre. Los humildes están llamados a bendecir el nombre de Dios siempre, constantemente, continuamente, sin interrupciones, sin dejar de hacerlo.

La palabra “bendito” procede de la raíz hebrea “barak” que se utiliza más de 300 veces en el Antiguo Testamento para señalar una acción divina “bendijo Dios el séptimo día” o al referirse a Adán y Eva señala “los bendijo Dios”. Inicialmente es una acción divina que hace que algo o alguien alcance su favor o compasión.

Dios está comprometido con los que le aman y guardan sus mandamientos a bendecirlos. Alcanzar ese estado o esa condición es el mejor favor que uno puede recibir del Creador porque implica una situación inmejorable delante de él. Por ejemplo, cuando Noé salió del arca Dios lo bendijo. Génesis 9: 1.

En todas estas expresiones el término que se utiliza es barak o bendecir. Y barak es la expresión que también se utiliza que los creyentes o los hombres se dirijan al Eterno. Obviamente la expresión cambia de sentido cuando nosotros somos los que bendecimos a Dios. Dios no alcanza el favor o compasión si lo bendecimos.

Esta diferencia la podemos ver claramente en el libro de Génesis 12: 3 que dice: “Bendeciré a los que te bendijeren, ya los que te maldijeren maldeciré. Aquí vemos claramente que Dios bendice a los que bendicen. Dios bendice con su favor y los hombres bendicen con su gratitud o reconocimiento de quien es Dios.

Evidentemente el sentido de bendecir a Dios es otro. El sentido de bendecir cuando es del hombre hacia Dios es adorarlo. La palabra “barak” tiene el sentido de alguien que se arrodilla o se humilla para adorar. Cuando bendecimos a Dios en realidad estamos reconociendo su majestad postrándonos delante de él.

Bendecir el nombre de Dios implica, entonces, adorar a Dios reconociendo su infinito poder, entendiendo que su favor inmerecido hacia nosotros es inigualable e insuperable y eso debe hacerse según este salmo siempre. La frase desde ahora y para siempre implica algo que no se interrumpe ni se corta, sino algo constante.

La idea del salmista es que nunca desaparezca de nuestros labios y nuestro corazón esta actitud. Una actitud de reconocimiento del poder de Dio, la sencillez de saberse inferior a un Ser Superior que gobierna el mundo sabiamente.

2. Alaban cada día su nombre

La palabra “alabado” procede de la raíz hebrea “jalal” o “halal” que significa alabado sea el Señor. El salmo 113 pide que el nombre bendito del Dios se alabe desde que nace el sol hasta donde se pone. O la inversa desde donde se pone el sol hasta donde nace.

Al final de cuentas la idea es la misma: Dios desea y pide una alabanza constante, permanente, sin cambios ni modificaciones. La razón de tal petición es que en donde quiera que nos encontremos no nos olvidemos de quien es Dios y lo que hace el Señor en nuestras vidas.

La figura retórica “desde el nacimiento el sol hasta donde se pone” es utilizada por el salmista para señalar una constante vida de adoración de los hijos de Dios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: