La superioridad de Cristo ante los rudimentos del mundo

La Biblia dice en Colosenses 2: 8-12

Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.  Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,  10 y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.11 En él también fuisteis circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo;  12 sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos.

Introducción

Después de argumentar la superioridad de Cristo sobre la creación y sus repercusiones en la vida de los creyentes, Pablo se dispone a presentar la supremacía de Jesús sobre todo pensamiento, razonamiento y lógica humana por más sabia que parezca y de nueva cuenta coloca por debajo de Cristo cualquier idea nacida de hombre.

La iglesia de Colosas estaba sufriendo embates de los falsos maestros que a toda costa querían que los creyentes hicieran a un lado su fe sencilla y se avocaran a recibir, aceptar y practicar “el conocimiento oculto”, “la sabiduría solo para iniciados” y “el conocimiento encubierto” para alcanzar la salvación.

Incapaces de entender que en Cristo el creyente está completo y no necesita nada más, los falsos maestros diseñaron una serie de proclamas a favor de filosofías y huecas sutilezas a fin de “atrapar” a los seguidores de Jesús en un fe que si creía en Jesús, pero que lo hacía insuficiente para salvar. Su principal argumento de ellos era que Jesús no podía ser Dios.

A ellos se sumaban los judaizantes que consideraban también insuficiente e incompleto el sacrificio de Cristo e impulsaban entre los nuevos conversos la necesidad de guardar preceptos y mandamientos de la ley judía porque aseguraban de esa manera alcanzarían la salvación.

Pablo llama a estos argumentos “rudimentos del mundo”. Pensamientos, ideas, posiciones que de nada servían. Pablo está convencido de lo innecesario y estéril que representaban tanto la filosofías y huecas sutilezas, así como las tradiciones humanas ante la supremacía de Cristo.

La preminencia de Jesús ha hecho que los creyentes estén completos en Él y como prueba de esta verdad, ha transformado sus vidas mediante un proceso que Pablo recupera en este texto: fueron circuncidados para hacer a un lado la vieja naturaleza y fueron bautizados en señal de arrepentimiento para ser resucitados en Él.

La superioridad de Cristo ante los rudimentos del mundo

A. Que son huecas sutilezas

  1. Filosofías
  2. Tradiciones humanas

B.  Que son refutados con verdades irrebatibles

  1. En Cristo habita toda la divinidad
  2. En Cristo estamos completos
  3. Cristo es la cabeza de todo prinicipado y potestad

C. Porque transforma completamente a los hombres

  1. A través de una circuncisión espiritual
  2. Ejemplificada con el bautismo

La superioridad de Cristo frente a los rudimentos del mundo es incuestionable. La palabra rudimentos que usa Pablo tiene un significado sencillo: nociones básicas de un tema o una materia. Frente a la preeminencia de Cristo cualquier idea o pensamiento es un rudimento: es decir, algo básico, apenas una abc o los primeros pasos del verdadero conocimiento.

El ser humano ha creado y desarrollado una materia llamada ciencia y desde allí ha querido interpretar el mundo. No tendría nada de malo este intento, pero el problema radica en que lo ha querido hacer y lo ha hecho desde una visión netamente humana sin considerar a Dios para nada.

A. Huecas sutilezas

Hacer a un lado a Dios a la hora de razonar y reflexionar a llevado al hombre a recurrir a huecas sutilezas. La expresión “hueca sutilezas” es una manera de llamar a argumentos vacíos o vanos dichos o expresados con terminología elevada para hacerlo creíble.

Un ejemplo de esta verdad la podemos encontrar en muchas teorías que se han ofrecido para explicar al mundo prescindiendo del Creador: la teoría de la evolución: una célula que salió de quien sabe donde dio origen al primer ser vivo en el mar que mutó hasta que el hombre se formó luego de evolucionar del chimpancé.

1. Filosofías

La filosofía significa “amor por la sabiduría”. Es un razonamiento de todo para llegar a una conclusión. Es poner el conocimiento al servicio de la razón o la razón al servicio del conocimiento para generar principios que después se les llama verdad.

La filosofía se basa exactamente en la razón. La lógica es su fundamento y todo lo que no resulte lógico sencillamente es inaceptable. Así lo podemos ver en Atenas cuando Pablo llegó allí y discutió con los filósofos. Hechos 18. Cuando habló de la resurrección de los muertos lo despidieron.

La filosofía acepta todo lo que es lógico. Por ejemplo todo objeto que se desprende de cualquier altura tiende a caer. Eso es lo lógico y eso es aceptable. Se le llama teoría de la gravedad. Pero cuando esa “verdad” se trastoca como cuando Jesús ascendió al cielo, entonces la filosofía lo rechaza.

2. Tradiciones humanas

La palabra tradición quiere decir sencillamente transmitir. Una tradición es un conocimiento o una practica que se transmite de generación en generación. Nadie lo pone en tela de juicio porque así ha sido siempre.

Los judíos de aquellos tiempos tenía muchísimas tradiciones. Jesús los condenó porque muchas de esas tradiciones invalidaban la palabra de Dios. Las tradiciones de los hombres buscan de alguna manera interpretar la realidad para que ayude a la convivencia entre los seres humanos.

Pero las tradiciones humanas nace justamente con los seres humanos. No son revelación divina, pero algunos en aquellos días y ahora también le otorgan una categoría que no tiene y que a veces, incluso, contradice la verdad divina.

B. Que son refutados con verdades irrebatibles

El apóstol va a ofrecer sus argumentos para señalar algunas verdades que no se pueden rebatir. Verdades que los creyentes de Colosas sabían perfectamente y que ahora solo necesita reforzar para que ellos tuvieran en cuenta lo que ya sabían.

1. En Cristo habita toda la divinidad

Pablo le escribe a sus lectores para decirles que en Cristo habitó corporalmente toda la plenitud de la deidad. Eso quiere decir que Jesús es Dios. Pablo lo decía porque Jesús dio pruebas contundentes de esta verdad. Perdonó pecados, por ejemplo.

Resucitó al tercer día y ascendió a los cielos. Verdades incuestionables para los creyentes que con la fe lo creen sin dudar en absoluto. En su ministerio terrenal Jesús dio pruebas irrefutables de que era Dios. Sanó enfermos, calmó la tempestad, caminó sobre el mar, resucitó muertos.

2. En Cristo estamos completos

Esta es una verdad que tenemos que aquilatar y valorar mucho. Cristo es suficiente en nuestra vida. No requerimos ningún accesorio. El mundo plantea siempre la necesidad de sentirte pleno o completo, pero en Jesús los seres humanos lo tenemos todo.

Los falsos maestros que atacaban a los Colosenses tenían como principal argumento que los creyentes les faltaba algo. Al igual que hoy en día muchas falsas enseñanzas se presentan como la última verdad o la mejor verdad y parten exactamente de esta misma mentira, los creyentes necesitan algo más. Una revelación nueva, una experiencia nueva.

3. Cristo es la cabeza de todo principado y potestad

Los falsos maestros atemorizaban a los creyentes haciéndoles pensar que el mundo espiritual estaba gobernado por ángeles a los que habría de hacer frente con cierto conocimiento. Pablo les aclara a todos que Cristo es la cabeza del mundo espiritual.

C. Que transforma completamente a los hombres

La superioridad de Cristo se muestra palpablemente en su poder para transformar personas. Cada uno de nosotros puede presentarnos ejemplos de lo que Dios puede hacer cuando un hombre se acerca con fe a su presencia.

Aquí radica esencialmente la diferencia entre todos los rudimentos del mundo con la superioridad de Cristo. El mundo plantea que el hombre puede ser formado y reformado, pero solo el cristianismo plantea que el hombre puede ser transformado única y exclusivamente por el poder de Cristo.

1. A través de la circuncisión espiritual

Pablo introduce aquí un tema judío. La circuncisión era y es una cirugía que se le practica a los niños en su miembro viril. En la fe hebrea es un mandamiento que deben cumplir para asociarse al pueblo de Dios.

Los creyentes fueron circuncidados por Cristo de tal manera que les arrancó la naturaleza caída al adoptarlos como hijos suyos. Este evento es mucho más importante que la circuncisión judía porque cortó de tajo el poder del pecado sobre la vida del creyente y lo hizo libre.

2. Ejemplificado con el bautismo

El verso doce dice así: 12 sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos.

Con el bautismo usado como ejemplo Pablo nos lleva a dos verdades: una: hemos muerto al pecado y dos hemos sido resucitados para andar en novedad de vida. Esta verdad es la que demuestra contundentemente la superioridad de Cristo sobre los rudimentos del mundo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: