La esposa hace de su esposo un rey o un pordiosero

La Biblia dice en Proverbios 12: 4

La mujer virtuosa es corona de su marido; mas la mala, como carcoma en sus huesos.

El matrimonio es una relación muy importante en la existencia humana. Me refiero explícitamente a la que forma un hombre y una mujer porque es la única que perpetua la especie. No pretendo ofender a nadie, pero ninguna otra relación que pueda perpetuar la vida puede llamarse matrimonio en el sentido estricto de palabra.

La Escritura nos acerca a esta relación. Desde el principio en el Génesis y por todos los libros de la Biblia encontramos referencias, historias de matrimonios, llamados de atención para poner cuidado en su protección y serias advertencias de lo que puede suceder si se descuida la vida en pareja.

El libro de Proverbios que fue escrito Salomón como una especie de manual para nuestras relaciones personales y familiares le dedica mucho de sus capítulos y versos a hablar a varones y mujeres. A esposos y esposas, el libro de los Proverbios tiene mucho que decirnos sobre la manera en que debe atender la vida en matrimonio.

La esposa, que es el tema de nuestro verso que hoy meditamos, puede convertirse en corona de su marido o carcoma en sus huesos. Evidentemente son dos figuras poéticas que usa el autor del libro para hacernos ver lo que puede lograr o hacer en la vida de su esposo una esposa.

La versión de la Escritura llamada Dios Habla Hoy traduce este texto así: “La mujer ejemplar hace de su marido un rey, pero la mala esposa lo destruye por completo”. La idea del texto es que una esposa que sabe conducirse con sensatez puede elevar a su marido o engrandecer su existencia.

En sentido contrario una esposa insensata se convierte en una calamidad para su marido. Una mujer que se conduce sin respetar a su pareja lo va dañando de tal manera que se convierte en una especie de cáncer que lo va consumiendo día a día hasta hacer de él un ser sin vida.

Sé que muchas mujeres pensarán que sobre ellas se ha depositado una carga demasiado grande y en efecto así es, pero sobre los varones también hay obligaciones, sin embargo Salomón se detiene para señalar lo que una esposa puede hacer o convertir a su esposo: o lo hace un rey o lo hace un pordiosero.

El tamaño de influencia que una mujer puede tener en la vida del hombre es enorme y disfrutará enormemente de sus beneficios porque si, como dice la versión Dios Habla Hoy, su esposo es un rey, ella será la reina, pero si lo destruye ella también estará destruida.

Un comentario en «La esposa hace de su esposo un rey o un pordiosero»

  • el 12 mayo, 2020 a las 12:07
    Enlace permanente

    Palabras de vida que nos sacian el alma y nos dejan un camino abierto, hacia la victoria de una vida plena, en Cristo nuestro Señor.

    Respuesta

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: