Alfa y Omega

Dice la Biblia en Apocalipsis 1:8 “Yo soy el Alfa y la Omega…”.

Juan emplea esta frase al menos en tres ocasiones en el libro de Apocalipsis. Lo hace aquí y en el 22: 6 y 22:13. El alfa y la omega son la primera y última letra del alfabeto griego. En ese sentido: la frase “principio y fin” también Juan la utiliza en 1:17 y 2:8. Estas reiteraciones o repeticiones no son casuales en el autor del libro.

Juan está presentado la Revelación de Jesucristo; está develando o quitando el velo de lo que serán las últimas cosas o los acontecimientos finales en la historia de la humanidad, donde el Señor Jesucristo y la iglesia tienen funciones destacadas en la consumación de los tiempos.

En el último libro de la Escritura, Jesús se presenta como el principio y final, como el primero y el último o como el inicio y la conclusión que inevitablemente nos lleva considerar su eternidad. Él es antes de todas las cosas y será también después de todas las cosas. La eternidad es su habitación.

Pero la frase también tiene como objetivo alentar a sus seguidores en medio de la zozobra y el temor propio de los vertiginosos cambios que ocurrían en los primeros siglos de la cristiandad, como ahora ocurre en nuestro tiempo con las transformaciones de carácter tecnológico, social y político.

Él quiere inspirarnos confianza y lo hace de la mejor manera: nos recuerda que Él es el único que tiene dominio absoluto sobre el pasado, el presente y el futuro. En medio de un mundo que se debate en la incertidumbre y la duda sobre el porvenir, Jesús nos reitera su control absoluto sobre las cosas que han de venir.

El Alfa y la Omega consuela y fortalece nuestro corazón cuando de mirar el futuro se trata porque él ha estado allí y nosotros vamos apenas para allá, pero él en su eternidad conoce todas las cosas y libra y ha librado por nosotros batallas anticipadas como lo hizo con Pedro cuando el enemigo pidió por su vida y Jesús rogó por él. El Alfa y Omega se anticipó a lo que vendría sobre Pedro.

Bendito Principio y Fin que me llena de esperanza y confianza de que lo que vendrá o sucederá en el 2018 está bajo su absoluto control.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: