La vida

Dice la Biblia en Salmos 118: 24 “Este es el día que hizo el Señor; nos gozaremos y alegraremos en él.”

El salmista quiere que nos desbordemos en alegría y gozo delante del Señor por una razón fundamental y única: Él ha hecho el día de hoy. Nosotros vivimos porque él vive; es una contundente realidad. La vida es un don suyo y en su infinita gracia y misericordia ha tenido a bien darnos el día de hoy.

A pesar de la molestia o fastidio que resulte escucharlo es necesario recordar siempre que no somos propietarios de la existencia, es una dádiva que nos ha otorgado el Creador y ese hecho es suficiente para sentirnos enormemente bendecidos y agradecidos.

A pesar de los problemas, las dificultades o las adversidades que pudiéramos estar viviendo, recordar que ninguna contrariedad podríamos tener si no viviéramos, resultará siempre alentador porque Dios tiene un propósito singular para cada uno de nosotros, por eso nos ha dado y nos da el hálito para respirar cada día.

El salmista quiere contagiarnos con esa verdad y por eso nos dice que nos gocemos y alegremos en Él porque Dios no cambia y siempre lo encontraremos cuando lo busquemos para recibir su ayuda, apoyo, fortaleza y bendición, en cambio las circunstancias pueden variar y lo que hoy es puede ser que mañana no sea.

Vivir sabiendo que Dios es el autor de la vida es el principio para vivir con alegría y con sentido. Nos ayuda siempre a reconocer que “el Señor es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; pueblo suyo somos y ovejas de su prado” para reposar en confianza y seguridad de que siempre sabrá guardarnos.

No sabemos si mañana llegue, pero hoy estamos vivos y esa es razón suficiente para regocijarnos en nuestro Creador que hoy nos dejó abrir de nueva cuenta nuestros ojos a esta vida. Bendito su nombre.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: