Así fue el espectacular eclipse de la superluna azul de sangre

Dice la Biblia en Salmos 8:3

Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos,
La luna y las estrellas que tú formaste,

Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria,
Y el hijo del hombre, para que lo visites?

Este 31 de enero se dio una rara coincidencia de fenómenos astronómicos: un eclipse lunar, una superluna, una luna azul y una luna de sangre.

La superluna azul de sangre fue visible fundamentalmente en el este de Asia y el oeste de América del Norte (en esta zona antes del amanecer de este 31 de enero).

¿Cuáles son las características de estos coincidentes fenómenos astronómicos?

Superluna

El término se refiere a una Luna que está llena cuanto se encuentra en el punto más cercano en su órbita alrededor de la Tierra.

En San Francisco, así como en la costa oeste de Estados Unidos, pudo apreciarse el eclipse casi en su totalidad. / Foto: Getty Images
La coloración de la luna también se pudo apreciar en diferentes fases. / Foto: SPL

“La órbita de la Luna es muy alargada y en ocasiones cuando la Luna es llena coincide que está cerca de nosotros”, explicó el científico mexicano Francisco Diego, catedrático de astronomía de University College London o UCL, parte de la Universidad de Londres.

“Claro que eso pasa cada mes, que la Luna se acerca y se aleja de nosotros siguiendo su órbita, pero si el acercamiento coincide con la Luna llena a ésta se le llama superluna”.

En el sureste asiático, como en Bangkok (foto), los observadores del cielo también tuvieron una vista privilegiada. / Reuters

La órbita de la Luna es elíptica, y un lado (apogeo) está unos 50.000 km más alejado de la Tierra que el otro más cercano (perigeo).

“Cuando la Luna se ve 10 a 15% más grande de lo que sería una más pequeña, el cambio es considerable y se aprecia a simple vista”, afirmó Diego.

La superluna de este 31 de enero fue la tercera de lo que la NASA denomina una trilogía de superlunas, ya que el fenómeno también tuvo lugar el 3 de diciembre de 2017 y el 1 de enero de 2018.

Luna azul

“La superluna será además la segunda Luna llena que tenemos enero”, señaló Diego.

“Se trata de un mes con dos Lunas llenas y cuando eso pasa se le llama Luna azul”.

Eclipse lunar

La Tierra, el Sol y la Luna se alinearon, dando lugar a un eclipse lunar total.

“La Luna llena coincide con el momento en que la Luna entra en la sombra de la Tierra produciéndose un eclipse”.

En América del Norte el eclipse fue visible antes del amanecer del 31 de enero.

También fue observado en Asia, Australia, Nueva Zelanda y este de Rusia.

En gran parte de América del Sur, África y Europa Occidental el eclipse total no fue visible.

Luna de sangre

Los observadores del eclipse vieron una gran Luna de color rojizo, conocida como “Luna de sangre”.

“El color de la Luna durante un eclipse total de Luna se debe a la atmósfera de la Tierra“, explicó Diego.

“Si estuviéramos en la Luna en ese momento veríamos que la Tierra pasa delante del Sol. La Tierra se ve como un disco oscuro, pero recordemos que la Tierra tiene atmósfera y la luz que pasa a través de la atmósfera que va rumbo a la Luna se desvía”.

“La parte roja de la luz llega a la Luna. Si estuviéramos en la Luna veríamos el mismo color que se ve en una puesta de sol. Pero en este caso sería una puesta de sol que se vería como un anillo rojo alrededor de la Tierra y ésa es la luz que viene a iluminar la Luna y por eso se ve roja”.

La espectular superluna del 14 de noviembre de 2016 enmarcada por un cohete Soyuz en el cosmódromo de Baikonur en Kazhakstán, el 14 de noviembre de 2016. / Foto: NASA

La dispersión de la luz es lo que explica también los atardeceres rojos en la Tierra. Y este fenómeno no tiene que ver con la distancia que debe recorrer la luz, sino con que el ángulo con que los rayos del Sol nos llegan.

“En el caso de los atardeceres rojos, lo que pasa es que hay moléculas en la atmósfera de la Tierra, principalmente nitrógeno, agua, oxígeno. Son moléculas que dispersan la luz azul, por eso el cielo se ve azul durante el día”.

“Cuando el Sol se oculta o antes de salir el Sol, la luz roja domina en ese momento porque es la luz que atraviesa la atmósfera más fácilmente”.

La próxima vez que coincidan estos fenómenos será en 19 años, el 31 de enero de 2037.

Con información de BBC Mundo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: