Evangélicos en EU piden a Trump apoyo para ‘dreamers’

Redacción 

WASHINGTON.- Más de mil pastores y ministros evangélicos de los 50 estados suscribieron una carta publicada este miércoles en el Washington Post en la que piden al presidente Donald Trump y al Congreso  apoyar a los inmigrantes y los refugiados.

En la carta abierta encabezada por World Relief, los líderes religiosos pidieron que, al negociar una nueva política migratoria, incluyan protecciones para los “dreamers”, los refugiados, los cristianos perseguidos, y familiares a la espera de visas de reunificación.

“Hemos dejado en claro en esta carta firmada que pensamos que la reunificación familiar es una piedra angular importante de nuestras leyes migratorias”, dijo  Matthew Soerens, director de movilización de iglesias en EU de World Relief.

“Las encuestas señalan que, en lo que se refiere a los dreamers, una supermayoría de evangélicos, incluyendo a los que votaron por el presidente Trump, apoyan su legalización”, agregó Soerens, también coordinador nacional de Evangelical Immigration Table.

El plan migratorio que promueve Trump contraviene la postura oficial en la carta de los evangélicos porque, a cambio de proteger a 1.8 millones de “dreamers”,  pide la construcción de muro, el reforzamiento de la seguridad fronteriza, el combate contra los inmigrantes indocumentados ya establecidos en el país, y la eliminación de la “lotería de visas” y de las visas de reunificación familiar.

Salpicada de referencias bíblicas al “amor y preocupación de Dios por los vulnerables”, la carta destaca que, bajo la Administración Trump, el número de refugiados admitidos a EU bajó de 96 mil 874 en 2016, a apenas 33 mil 368 el año pasado.

En lo que va de este año fiscal, EU “va camino de admitir al número más bajo de refugiados desde la formalización del Programa de Reasentamiento de Refugiados de EU en 1980”, señaló la misiva.

El anuncio pagado, de página entera y publicado en uno de los principales diarios nacionales de EEUU, se produjo en unos momentos en que arrecia el debate en el Congreso sobre las protecciones para los amparados al programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, desmantelado por Trump en septiembre pasado.

También coincidió con un “día de acción nacional” de grupos del movimiento de los “dreamers” para exigir que el Congreso apruebe el “Dream Act”,  pese a que no está claro cuál de las medidas sobre el tapete será sometida a voto, ni cuándo. (ECHA- Agencias)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: