La lucha contra el mal

Dice la Biblia en Salmos 119: 95

“Los impíos me han aguardado para destruirme, más yo consideraré tus testimonios.”

La mejor manera de luchar contra los malvados no es responderles en los mismos términos con los que ellos nos atacan, tampoco es obrando con maldad, ni planeando venganza contra ellos, sino acercarnos a la Escritura para meditarla y encontrar consuelo y fortaleza divina.

La historia de Mardoqueo el sabio que vivió en el imperio del rey Asuero parece ser la historia que más nos sirve como ejemplo para comprender que la lucha contra el mal y contra los malvados debe enfrentarse ceñidos a la palabra de Dios que siempre será lámpara a nuestros pies y lumbrera a nuestro camino.

Amán, el perverso consejero de Asuero planeó destruir a Mardoqueo y a toda la nación judía porque cuando salía de la residencia real todos los que estaban a las puertas del palacio del monarca se inclinaban ante él, pero Mardoqueo no lo hacía debido a su creencia en el mandamiento de “no te inclinarás ante nadie”.

Ese hecho lo hizo aborrecible ante Amán, quien diseñó una enorme horca para colgar al hebreo Mardoqueo, pero el libro de Ester nos revela el final de Amán quien murió justo en la misma horca que había construido para colgar a quien consideraba su peor enemigo.

El texto de hoy nos muestra a un salmista acechado por los impíos para matarlo, pero él, en lugar de atemorizarse, defenderse o atacar a sus detractores, medita, reflexiona y se adentra aún más en la profundas verdades de la Escritura. Sabe perfectamente que allí encontrará fortaleza y refugio.

La Biblia tiene la enorme virtud de defendernos de todos los peligros, pero sobre todo de darnos la tranquilidad y serenidad suficiente para enfrentar las acechanzas del mal que vienen contra nuestra vida. La Escritura nos procura paz en medio de las grandes dificultades.

Pero, además, la palabra de Dios tiene la virtud de enseñarnos la manera en que Dios confronta a los enemigos de sus hijos. Siempre da la cara por nosotros.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: