La viña exclusiva

Dice la Biblia en Cantares 8: 12

“Mi viña, que es mía, está delante de mí. Las mil serán tuyas, oh Salomón, y doscientas para los que guardan su fruto.”

El libro de Cantares está incluido en la Biblia como un testimonio fehaciente e irrefutable que la relación de pareja: esposo-esposa es un diseño perfecto para la humanidad. El más magnífico de los cantares o canciones que puede haber en el mundo es el amor de los esposos.

Es el amor que recrea, que enternece y que apasiona. Que comienza con un beso y termina en la alcoba matrimonial, por el cual el hombre no puede pagar ningún precio porque su valor es intangible. Ese es el amor al que la palabra de Dios le rinde tributo dedicándole un volumen completo.

Dios no se equivoca al decir que el Cantar de los cantares constituye el alma de la relación de los consortes porque en esa relación no sólo se perpetua la especie humana, sino que hace de la vida, tan llena de sin sabores y sufrimiento, un espacio de tiempo para disfrutar nuestra estancia en este mundo.

En esta relación tan fundamental para todas las creaturas, donde la excepción es quedarse solo o sola, pero la regla general sigue siendo la vida marital para todos, la ternura, la compresión y el cuidado del uno con el otro se reitera una y otra vez como una repetición encaminada exclusivamente fortalecer la comunión de los esposos.

La figura de la viña o su ejemplo nos sirven siempre para recordar que en el matrimonio se desprende la vida misma y por tal motivo debe cuidarse como se cuida una viña que produce el fruto que se ha de consumir para sustentar la existencia de las personas.

El texto de hoy nos recuerda que el matrimonio es una institución de exclusividad y cuidado. El esposo le pertenece a la esposa y la esposa al esposo y ambos se deben cuidado y protección recíproca en un equilibrio perfecto que tiene como motivación básica el amor.

Se cuida y se protege como a uno mismo sólo cuando se ama. El amor entre los esposos tiene esta virtud: mira sin egoísmo por el otro porque se ha decidido amar a la pareja y la pareja ha correspondido con la misma entrega. Ese es el más grade de los cantares que puede haber en el mundo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: