Las señales de pestes, hambres y terremotos

Dice la Biblia en Mateo 24:7

“…habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.”

En el año 2016 el mundo se aterrorizó con la gripe aviar que le quitó la vida a miles de seres humanos infectados. En el año 2015 el “Zika” le pasó la cuenta a la humanidad y también causó la muerte a miles de personas. En el año 2014 tocó su turno al virus del Ébola que causó una gran mortandad en el mundo. Jesús dijo que antes de su regreso se incrementarían las enfermedades.

Hoy en día las pandemias incontrolables que destruyen la salud de millones de seres humanos nos recuerdan que el Señor regresa pronto.

Quizá el fenómeno más dramático son los que mueren de hambre, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de los 600 mil millones de seres humanos que poblamos el orbe, al menos un 11 por ciento de ellos perece por falta de alimentos.

La cifras de ese organismo internacional revelan que 815 millones de personas padecen hambre; de ellas Asía concentra 520 millones, África 243 y Latinoamérica y el Caribe 42 millones.

Cristo dijo que a su regreso, encontraría una humanidad hambrienta. Hoy esa señal se está cumpliendo.

Aunado a las pestes y la hambruna mundial, Jesús añadió a las señales de su retorno los terremotos que se presentarían en diferentes lugares, suceso que ha venido ocurriendo a lo largo y ancho del planeta y que confirma indudablemente que Cristo está a la vuelta de la esquina.

Sin embargo, el Señor no quiso alarmar a sus seguidores, sólo consideró necesario ofrecernos los pormenores que ocurrirían antes de su retorno para así estar listos para su venida.

Él vuelve. Aleluya.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: