Se levantarán falsos profetas

Dice la Biblia en Mateo 24:11

“Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos.”

Los últimos días del mundo tendrán como una de sus características la proliferación de falsos profetas. Hombres y mujeres que se presentarán como quienes hablan en nombre de Dios sin serlo que solo proclamarán mentiras y engañarán a muchos porque serán estridentes e histriónicos.

En la Torá judía o los primeros cinco libros de la Biblia ya se advertía que el pueblo hebreo tendría profetas falsos. Cristo y los autores del Nuevo Testamento también advirtieron el advenimiento de esta clase de personas al interior de la iglesia con la clara finalidad de confundir a los creyentes.

Pero Cristo advirtió a sus seguidores que antes del fin del mundo habría un incremento sustancial de este tipo de engañadores lo que estamos viendo cumplirse cuando vemos que por aquí y por allá se presentan hombres y mujeres que esgrimen como don suyo el de profeta.

Y es que entre todos los dones de la iglesia el de profecía es uno de los “más espectaculares” porque supone a una persona extremadamente sensible a la voz de Dios. Dotada con una capacidad sobre natural para hablar en nombre del Señor, el profeta declara la voluntad de Dios.

Cuando el don es genuino, la persona que lo tiene orienta, instruye, corrige y sobre todo dirige a la iglesia hacia lo que Dios demanda y quiere y en ese sentido es realmente útil y necesario. Pero cuando es más una emoción o deseos de ser protágonico resulta sencillamente desastrozo y maligno.

Una persona que asume esa labor sin serlo es un gravísimo peligro porque sólo engañará a quienes lo escuchen y eso es extremadamente perjudicial porque hablará en nombre suyo, dirá palabrasa que han salido únicamente de su mente extraviada y quien lo oiga y haga lo que dice sólo recibirá frustración y mentiras.

Los últimos días estarán cargados de esta clase de personas y Cristo lo anticipó para que a nadie le sorprendiese. La advertencia aplica para todos y más para nuestra generación que con horror asistimos a una pasarela donde un día sí y otro también vemos hombres con credenciales de profeta absolutamente apócrifas.

Mientras vemos esto, los creyentes debemos estar ciertos que Cristo vuelve pronto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: