Riquezas, honra y vida

Dice la Biblia en Proverbios 22:4

“Riquezas, honra y vida son la remuneración de la humildad y el temor a Jehová.”

Los seres humanos buscan a toda costa riqueza, reconocimiento y larga vida. Estos tres bienes son el motor que mueve la voluntad de las personas. El libro de Proverbios tiene la virtud de enseñarnos el camino para lograrlo y menciona dos características o dos actitudes para alcanzarlo: 1. La humildad y 2. El temor a Jehová.

Este versículo es traducido por la versión Dios Habla Hoy así: “La humildad y la reverencia al Señor traen como premio riquezas, honores y vida.” Y así nos permite entender mejor esta importantísima verdad: las riquezas y los bienes, el honor o la honra y la vida para disfrutar ambos son resultado de acercarse a Dios.

La riqueza no siempre trae honor y vida. A muchos la riqueza les trae vergüenza y oprobio porque porque para obtenerla recurrieron a actividades ilícitas o ilegales y a otros los tesoros o el dinero nos les dan vida sino que los destruye porque los vuelven esclavos de su existencia ante el dominio al que los somete.

La humildad y el temor al Señor provocan que las personas obtengan riquezas porque en primer lugar la humildad le hace reconocer a Dios como su sustentador y se dejan dirigir por su Creador, en tanto que el temor de Jehová los hace sabios para tomar las mejores decisiones para su existencia y eso los lleva a bien vivir.

El proverbista quiere alentar a sus lectores a buscar la humildad y el temor a Dios para que como consecuencia natural y lógica venga a su vida riqueza, honor y vida. Los seres humanos han invertido la ecuación y primero buscan las riquezas, el honor y la vida y después quieren ser humildes y temerosos del Señor y eso resulta difícil.

La humildad y la reverencia a Dios son actitudes que servirán siempre a sus poseedores porque harán de ellos personas sujetas a la voluntad de Dios y sabrán aquilatar la riqueza, el honor y la vida que tendrán. Por el contrario los soberbios y engreídos y sin temor al Señor pensarán que los bienes que lleguen a su vida serán el resultado de su inteligencia o capacidad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: