El tesoro de la Escritura

Dice la Biblia en Salmos 119: 111

“Por heredad he tomado tus testimonios para siempre, porque son el gozo de mi corazón.”

La versión Nueva Traducción Viviente traduce este texto así: “Tus leyes son mi tesoro; son el deleite de mi corazón.” En tanto que la Nueva Versión Internacional lo expone así: “Tus estatutos son mi herencia permanente; son el regocijo de mi corazón.” Y la versión Dios Habla Hoy lo hace así: “Mi herencia eterna son tus mandatos, porque ellos me alegran el corazón.”

Para el salmista la Escritura es un tesoro, es riqueza y por eso los ha tomado para siempre. Se ha apropiado de ellos de tal forma que son su patrimonio. Como una persona toma una herencia o toma recursos financieros con tal determinación porque en ellos encuentra bienestar y beneficios.

Hay en la palabra de Dios tal bendición que el salmista nos quiere animar para tomar o apropiarnos con todas nuestras fuerzas de la Biblia. La idea es que codiciemos la Escritura, es decir la deseemos con tal fuerza que nada ni nadie nos pueda separar de ella. Que sea siempre nuestra meditación y nuestra reflexión.

El texto que hoy meditamos compara los estatutos del Señor como una herencia o tesoro que provoca una búsqueda constante y permanente de los mismos. Nadie que está ante un gran tesoro se queda paralizado. Si hay algo que mueve a cualquier persona es precisamente la obtención de riquezas.

Una de las muchas razones por los que el salmista toma como heredad los mandamientos de Dios es porque en ellos encuentra el gozo de su corazón. Hay una alegría indescriptible al meditar y poner por obra los dichos del Señor y el salmista lo ha descubierto y quiere que nosotros lo descubramos.

La alegría que uno puede encontrar en la Biblia es la mayor riqueza que una persona puede aspirar porque le acompañará en esos momentos en los que las circunstancias parecen jugarnos en contra y justamente allí encontrará un resquicio de gozo y contentamiento que le servirá para enfrentar los avatares de la existencia humana.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: