Dios engrandece su misericordia

Dice la Biblia en Salmos 117: 2

“Porque ha engrandecido sobre nosotros su misericordia…”.

La misericordia de Dios se renueva cada día, según nos enseña el profeta Jeremías en Lamentaciones 3:23 y cuando la misericordia se mide este salmo nos dice que Dios la ha engrandecido. Gráficamente el Salmo 103: 11 nos dice que “como la altura de los cielos sobre la tierra, Dios engrandeció su misericordia”.

El amor de Dios, su compasión, su piedad, su bondad son de un tamaño formidable para sustentar su creación y a la humanidad que en ella habita porque solo de esa manera puede subsistir, sin ese atributo de Dios hace muchísimo tiempo la tierra hubiera colapsado por la maldad que hay en ella.

El salmista celebra que Dios amplíe día con día su trato amoroso hacia sus creaturas y hace un llamado a todas las naciones y pueblos para que lo alaben porque su paciencia infinita y su gracia amorosa nos permite disfrutar día a día de la vida, cuando podía haberla extinguido por nuestras maldades.

El salmista reflexiona sobre una de las manifestaciones más sublimes de Dios: su amor hacia una humanidad que en lugar de abrirle los brazos y el corazón, lo desprecia y muchas veces le da la espalda, pero los que le temen vuelven su corazón en gratitud porque reconocen que sin su misericordia la vida no es vida.

Y esta verdad es la que los impulsa para adorarlo, para levantar la voz y rendirle tributo y honor con todo su ser. Recordar su amor paciente para con cada uno de nosotros nos ayuda siempre a adorarlo. Nos auxilia cuando nuestra naturaleza caída quiere que nos rindamos y dejemos de reconocerle a él como el autor de la vida.

Dios ha engrandecido sobre nosotros su misericordia y por ese hecho hoy lo adoraremos y mañana haremos exactamente lo mismo porque además de engrandecer su compasión para con nosotros, por si hiciera falta, la renueva día con día para que disfrutemos de su maravillosa presencia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: