Acusan a pastor estadounidense de terrorismo en Turquía

El pastor estadounidense Andrew Brunson está en el centro de la actual disputa diplomática y comercial entre Washington y Ankara. Brunson está bajo arresto domiciliario en Turquía acusado de terrorismo y espionaje.

El presidente estadounidense, Donald  Trump, volvió a arremeter este viernes (17.08.2018) contra Turquía por el caso del pastor norteamericano Andrew Brunson, poco después de que un tribunal turco se negase a dejarlo en libertad. “Deberían haberlo devuelto hace mucho tiempo. En mi opinión, Turquía actuó muy muy mal”, dijo Trump ante la prensa en Washington. “Esto no ha acabado. No lo toleraremos”, advirtió. “Turquía ha sido un problema durante mucho tiempo. No ha actuado como un amigo”, señaló.

Brunson, en el centro de la actual disputa diplomática y comercial entre Washington y Ankara, está bajo arresto domiciliario y acusado de terrorismo y espionaje. Fue arrestado en octubre de 2016, tras el intento de golpe de Estado que tuvo lugar en Turquía en julio de ese año, y enviado a prisión provisional tres meses después. La fiscalía turca pide 35 años de cárcel para él. Un tribunal de Esmirna rechazó hoy la petición de su abogado para ponerlo en libertad. Otro tribunal turco denegó hace dos días su liberación y el levantamiento de su prohibición de viajar, lo que llevó a presentar esta apelación. La corte que hoy rechazó la apelación apuntó que todavía se están reuniendo y examinando pruebas. Además, considera que existe el riesgo de que el pastor huya.

Desplome de la lira turca

A Burnson se lo acusa de estar vinculado con el movimiento del clérigo Fethullah Gülen, considerado instigador de la intentona golpista. Gühlen vive autoexiliado en Estados Unidos y el Gobierno de Washington se negó hasta el momento a entregarlo a Turquía. También está acusado de vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán, el PKK, considerado organización terrorista por Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea.

El juicio del pastor estadounidense comenzó en abril y el pasado mes de julio fue puesto bajo arresto domiciliario, tras pasar un año y medio encarcelado. Aun así, el Gobierno de Donald Trump considera que no es suficiente y exige su liberación. A principios de agosto, Trump decretó sanciones contra dos ministros turcos y después impuso nuevos aranceles a las importaciones de acero y aluminio turcos, lo que provocó el desplome de la lira. La moneda turca se recuperó en los últimos días pero hoy volvió a caer con fuerza tras la amenaza de Estados Unidos de imponer nuevas sanciones si Brunson no es liberado.

Con información de la Deutsche Welle

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: