Expulsan a 20 evangélicos de comunidad indígena en Oaxaca

Tres familias, integradas por 20 personas entre mujeres, niños, niñas y ancianos, fueron expulsados de San Jacinto Yaveloxi, comunidad indígena del municipio de Santiago Choápam en Oaxaca, por profesar la fe evangélica y por negarse a cooperar con las fiestas patronales de la religión católica.

El desplazamiento forzado ocurrió desde el pasado 20 de marzo del 2018, pero el hostigamiento contra estas familias ocurría desde el año 2009 por la asamblea comunitaria de esa población, explicó Miguel Zárate, vocero de los expulsados.

En conferencia de prensa en la capital oaxaqueña acusó al administrador municipal de Santiago Choápam, Elmer Cardozo Ojeda, de ser el responsable de esta situación que los obligó a abandonar sus hogares.

Detalló que en marzo de este año, los integrantes de estas tres familias manifestaron a la Asamblea Comunitaria que ya no aportarían los 500 pesos por persona para las tres fiestas patronales que se realizan anualmente, puesto que el catolicismo no es su religión.

Ante esto los representantes de la Asamblea amenazaron con meterlos a la cárcel si no realizaban el pago al día siguiente. Al no ocurrir, los aprehendieron y encarcelaron por 12 horas.

Después fueron obligados a firmar un papel renunciando a su ciudadanía y a vender sus propiedades y bienes para posteriormente ser forzados a dejar la comunidad.

Además, Miguel Zárate explicó que la ayuda de parte del gobierno del estado ha sino insuficiente, puesto que Víctor Ramos, subsecretario Jurídico de Conflictos Religiosos de la Secretaría General de Gobierno (Segego), únicamente ha obtenido como reparación del daño, la entrega de laminas y cinco mil pesos para cada familia, sin denunciar el atropello a sus derechos humanos.

Actualmente estas 20 personas se alojan en una comunidad vecina en un sólo cuarto hacinados, sólo con el apoyo de otros miembros de esta religión.

Con información de EL Universal Oaxaca.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: