El malo no habita junto a Dios

Dice la Biblia en Salmos 5: 4

“Porque tu no eres un Dios que se complace en la maldad; el malo no habitará junto a ti.”

El salmista David está convencido que es muy difícil que una persona malvada pueda agradar a Dios. Lo hace para enseñarnos que a la hora de relacionarnos con el Señor es sumamente importante que comprendamos que nuestra conducta debe estar bastante lejos de la maldad.

La Escritura tiene y contiene muchos ejemplos de personas que tenían una relación personal con el Creador, pero un descuido, una equivocación los llevó al pecado y en lugar de corregir su vida se enfrascaron en hacer de su existencia una vida apartada de Dios, pensando que Dios no censura o exhorta a abandonar ese estilo de existencia.

Encontramos por ejemplo al rey Uzías que siendo un hombre temeroso de Dios al principio de su reinado, con una capacidad sobresaliente para la invención de toda clase de utilidades para la guerra y la ganadería, pensó que podía ofrecer sacrificios en el templo de Jerusalén y lo hizo, pero fue atacado con una lepra que lo llevó a la tumba.

Otro ejemplo lo tenemos en Nadab y Abiú, los hijos de Aarón, que ofrecieron “fuego extraño” en el tabernáculo del Señor y fueron reprendidos severamente por Dios, quien los fulminó de inmediato por tal temeridad y falta de respeto a la casa del Señor.

Sí, definitivamente el malo no puede habitar en la presencia del Señor porque Dios es santo, puro y limpio. En cambio el justo habita confiadamente en la casa del Señor porque es temeroso del Señor y ajusta su vida a las demandas y exigencias que Dios establece en su palabra.

El pecado nos distancia de Dios, pero la persistencia en la maldad no separa ampliamente de nuestro Creador. Para convivir con él diariamente, para recibir su atención y su ayuda siempre será indispensable estar cerca de su presencia. La maldad dificulta siempre esta cercanía.

Despojémonos del pecado y experimentemos habitar a su abrigo para morar a la sombra del Todopoderoso.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: