Ignorante presumido

Dice la Biblia en Proverbios 18: 2

“No toma placer el necio en la inteligencia, sino en que su corazón se descubra.”

Me gusta la traducción de la Biblia Latinoamericana de este texto que dice así: “Al tonto no le gusta reflexionar, sino contar lo que siente” y la versión Traducción al lenguaje actual lo hace así: “Al tonto no le interesa aprender, sino mostrar lo poco que sabe”, que nos ayuda a entender mejor la situación que vive una persona necia.

Uno de los grandes temas del libro de Proverbios es precisamente la necedad de las personas. Salomón se avoco a descubrir la naturaleza de esta clase de seres que viven sumidos en su propia opinión, que se resisten una y otra vez a adquirir consejo y sapiencia para bien vivir.

Sólo que en este texto, Salomón nos revela una de las más lamentables condiciones de los necios que además de resistirse a aprender o adquirir conocimiento sobre la vida, se exhiben como personas de gran experiencia o gran conocimiento de lo que sucede en la vida.

No hay que perder de vista que la sabiduría de la que habla Salomón no es la que se aprende en alguna escuela o universidad, sino aquella que viene del buen juicio sobre nuestra vida, es la que resulta de atender la experiencia de otros o la que llega con la meditación y reflexión de cada uno de nosotros.

Salomón, autor de los Proverbios, nos ayuda a pensar sobre la condición del necio o del insensato, quien esta privado de una de las necesidades básicas del ser humano: pensar y repensar sobre sí mismo y sobre su entorno para conducirse con sabiduría e inteligencia siempre.

La intención del rey de Israel al presentar este texto ante sus lectores es definir la lamentable situación de una persona necia en una de sus más patéticas condiciones: presumiendo conocimiento, pero con una ausencia de disciplina para aprender ya no solo en el ámbito académico o mental, sino principalmente en la vida.

La Biblia nos presenta en este texto a un presumido que cree que todo lo sabe, cuando en realidad rechaza aprender una y otra vez.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: