El perfecto equilibrio

Dice la Biblia en 1 de Corintios 7: 4

“La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; tampoco el marido tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer.»

La vida matrimonial fue diseñada por el Señor con un perfecto equilibrio en lo que la relación íntima se tratad. El cuerpo de cada uno de los consortes se pertenece de manera recíproca. La satisfacción sexual fue diseñada tanto para ella como para él. La intimidad no es prerrogativa o derecho exclusivo de alguno de ellos.

Existe la idea equivocada que el placer del sexo que Dios le dio al hombre sólo le corresponde al varón y la mujer ha quedado rezagada o ubicada en segundo plano como si no existiera para ella, pero esa es una mentira porque la Escritura enseña que tanto el esposo como la esposa forman parte de un solo ser.

El apóstol Pablo le escribe a la iglesia de Corinto para ponerla en conocimiento de la verdad sobre la vinculación que existe en los conyugues. Para que la relación matrimonial perdure los esposos deben saber que desde el día que se casan su cuerpo deja de pertenecerles y es cedido voluntariamente a su esposo y esposa.

Bajo esta idea quien tiene esposa y esposo sabe que el matrimonio es la renuncia total y absoluta al egoísmo y la idea de pensar en yo y comenzar a pensar y a hablar como nosotros porque la vida individual ha terminado y se ha dado el paso hacia el inicio de la formación de la familia, teniendo como primer paso la vida en pareja.

El matrimonio no fue diseñado para que las personas pensarán en solo recibir, sino fundamentalmente en dar. Mucho de los fracasos en la vida de pareja radica precisamente en pensar solo en lo que recibiremos una vez que estemos casados en lugar de proponernos llevar lo mejor de nosotros a esa institución.

El cuerpo de la esposa tiene dueño y es su esposo, pero a la inversa también el cuerpo del esposo tiene dueña y la dueña es precisamente la esposa, en un perfecto equilibrio que da sustento al matrimonio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: