Persuadidos

Dice la Biblia en Lucas 16: 31

“Más Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.”

Los relatos que Jesús utilizaba para enseñar sobre el reino de los cielos eran claros y sencillos, pero contundentes. Eran completamente comprensibles para los más versados en el conocimiento de la Torá judía, los que se reputaban como conocedores de la palabra de Dios, pero también eran accesibles al pueblo en general.”

El relato del rico y Lázaro tiene esa virtud. Un hombre con una riqueza descomunal frente a un pobre y miserable hombre que se alimentaba de lo que le sobraba al primero mueren y el rico es atormentado en el infierno mientras que el mendigo es llevado al seno de Abraham a disfrutar lo que en el mundo sufrió.

Estando en ese tormento le pide a Abraham que envíe a alguien a sus cinco hermanos para que ellos no vaya al mismo lugar que él. Lo que en realidad le pide es que alguien que haya muerto vaya con ellos. Como respuesta Jesús le dice: “A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos.”

Es entonces cuando Cristo le dice que si no obedecen los 613 mandamientos y a los profetas serán incapaces de creer que un hombre venga de los muertos ha hablarles. Se refería a lo que sucedería con él mismo. Cristo descendería a los muertos y por el poder de la resurrección volvería a la vida. Algo incomprensible para muchos.

Que complicado sigue resultando para muchos creer en la verdad de que Cristo resucitó de los muertos. Que difícil para los corazones aceptar que la muerte fue vencida por el poder de resurrección del Señor. Para muchos es más aceptable o creíble teorías que exigen mayor fe como la mutación de un microorganismo para crear la vida.

O un choque de asteroides hace millones de años que provocaron o produjeron la creación de la tierra.

En cambio es tan sencillo creer que Él vive y no está muerto con tan solo invocar su nombre y experimentar la paz y la calma que nos ofrece gratuitamente. Sí, como hace dos mil años todavía hay muchos que siguen sin persuadirse de que Jesús se levantó de los muertos y da vida a quien se acerca con fe y confianza a Él.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: