Pone palabras en mi boca

Dice la Biblia en Mateo 10: 20

“Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros.”

Cuando la iglesia católica persiguió a Martín Lutero y lo juzgó en la famosa Dieta de Worms la respuesta de Martín Lutero sobre una solicitud de retractación de sus escritos fue contundente e histórica: “Que Dios me ayude. Amén.” Y dicho lo anterior rechazó renegar de todo lo escrito en su prolífica vida.

Juan Huss, un reformador anterior a Martín Lutero dijo poco antes de morir en la hoguera: “Vas a asar un ganso, pero dentro de un siglo te encontrarás con un cisne que no podrás asar.” En una clara referencia a que un siglo después la iglesia católica enfrentaría la reforma luterana, que por cierto tenía como insignia un cisne, y el catolicismo sería derrotado.

Y así cada creyente perseguido a lo largo de los siglos ha dejado testimonio de sus palabras, algunas se conservan, pero muchas otras no. Sin embargo, sus respuestas y contestaciones a sus adversarios son fiel testimonio de que no fueron ellos los que hablaron, sino el Espíritu del Padre que estaba en ellos.

Cristo advirtió a sus seguidores que habrían de sufrir persecución, pero también les garantizó su presencia en medio de esos terribles y caóticos días y todo lo relatado en la historia de la iglesia perseguida confirma que Dios ha acompañado en ese trance a su pueblo de manera muy cercana.

El hecho de saber qué decir en la tribulación es una expresión del amor y cuidado de Dios porque es Él quien pone lo que se tiene que decir en situaciones donde el sufrimiento nubla el entendimiento y adormece el corazón. Las palabras surgen del corazón mismo de Dios quien acomoda cada una de ellas a la situación que se vive.

Y así ha sido siempre. Dios poniendo en nuestros labios lo que tenemos que decir, como cuando un hijo no sabe hablar para defenderse el papá pone en su boca las expresiones justas para defender su causa en medio de sus perseguidores o sus burladores. Idénticamente se comporta Dios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: