Dos clases de hijos

Dice la Biblia en Proverbios 13: 1

“El hijo sabio recibe el consejo del padre; mas el burlador no escucha las reprensiones.”

De acuerdo al libro de Proverbios hay solo dos clases de hijos: 1. El que escucha el consejo de su padre al que se denomina como alguien sabio y 2. El que no escucha la reprensión y en consecuencia la Escritura lo califica como un burlón. Algunas versiones en lugar de burlón lo señalan como “insolente” y malcriado.”

Los padres son nuestros grandes y mejores consejeros. Han vivido más que nosotros, han visto muchas historias de la vida y nos aman como nadie más nos amará en el mundo. El amor de los padres es de los más desinteresado que puede haber en esta tierra y en consecuencia lo que nos digan siempre será para nuestro bien.

Por esa razón el hijo que los escucha o la hija que los atiende es calificado o calificada como sabio o sabia. La razón es sencilla: atender las recomendaciones que ellos nos dan es la mejor decisión porque parten de su experiencia de vida. Los buenos consejos son oro puro para la vida de cualquier persona porque representan orientación y dirección hacia lo mejor.

Seguir esos buenos consejos evitará dolores, malos momentos y tomar determinaciones que pueden acarrear un sin fin de dificultades y conducirá siempre hacia la consecución de metas y propósitos importantes de la vida, pero sobre todo alegrarán el corazón de los padres.

Por el contrario desatender lo que los padres piden o dicen o aconsejan, solo llevará a la ruina. Hará que las calamidades se presenten una tras otra, hasta aplastar la existencia y convertirla en un suplicio. Los burladores siempre reciben un tremendo castigo por su conducta inapropiada. Cuanto más cuando se desoye a los padres.

Cada persona decide que clase de hijo ser. Es una decisión o determinación que nace en el corazón de cada ser humano. En esta vida o se es sabio o se es un burlador. Ambos caminos tienen sus consecuencias y depende de cada quien seguir por la ruta que desee o quiera. Al final cada quien recibirá su recompensa o su castigo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: