Disciplina a tiempo

Dice la Biblia en Proverbios 19: 18

“Castiga a tu hijo entre tanto que hay esperanza…”

Con estas diez palabras, la Escritura previene a los padres de que la disciplina a los hijos tiene fecha de caducidad. Hay un tiempo en el que los hijos necesitan y requieren sanciones en aquellas conductas que los dañan a sí mismos y dañan a sus semejantes, pero hay un tiempo en el que castigarlos resulta totalmente improductivo porque ya no hay, ni habrá, ningún resultado.

Mientras los hijos son pequeños están a nuestra merced. Son como barro en manos de alfarero. Podemos moldearlos, construirlos, edificarlos. Son como plantas que necesitan ser podadas. De niños se les señala sus yerros y cuando los repiten se les castiga y se les sanciona para hacerles ver que su conducta es equivocada.

En esa etapa de la vida tenemos todas las oportunidades para hacerlos hombres y mujeres de provecho. Que respeten a sus semejantes. Podemos enseñarles a ser honestos y podemos nutrirlos con los mejores hábitos, basados en la disciplina y la reprensión porque es necesario recordar que los niños nacen con la necedad ligada a su corazón.

Una vez pasada esa etapa junto con la adolescencia, el tiempo ha terminado. En términos agrícolas o campesinos los plazos para preparar la tierra y sembrar la buena semilla han concluido. Se esta únicamente a la espera de cosechar los sembrado bueno o malo. Todo depende de lo plantado por los padres.

El proverbista llama o precisa esa etapa de la vida como el fin de la esperanza. Lo que sigue es la realidad. Y esa realidad puede ser de alegría o de un gran pesar. Alegría si se corrigió al niño, pero si se le dejó sin disciplina, existe una horrenda expectativa porque ese adulto se comportara de manera egoísta y será dolorosísimo para los padres.

Y no es que el proverbista quiera ser pesimista sino mas bien lo que pretende es llamar nuestra atención sobre la necesidad de corregir a los hijos para no sufrirlos como adultos, sino para disfrutarlos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: