Gratitud

Dice la Biblia en Job 2:10

“…Recibiremos de Dios en bien, y el mal no lo recibiremos?…”.

Así de categórico contesto Job a su esposa ante la desgracia, el infortunio, la calamidad y el desastre que de la noche a la mañana lo dejó sin hijos, sin patrimonio y sin salud. En unas cuantas horas Job dejó de ser un portentado para convertirse en un miserable enfermo a punto de perder la vida, irreconocible para sus amigos y conocidos.

Estoy seguro que cualquier persona puede darle gracias a Dios cuando todas las cosas marchan bien. Conociéndolo o no, los seres humanos podemos agradecer a Dios cuando todo sale perfectamente como lo tenemos planeado. Cuando la prosperidad y el bienestar nos rodean podemos sin titubear elevar nuestra gratitud al eterno.

Dios sabe perfectamente que es mínimo el esfuerzo que se requiere para bendecir a Dios cuando todo marcha bien. El problema surge cuando las cosas se salen de su cauce y de pronto nos encontramos ante la adversidad, la escasez, la enfermedad, los problemas familiares y las dificultades propias de la existencia humana.

La esposa de Job tenia este grave problema: ser agradecida solo cuando todo iba bien. Mientras Job tenía posesiones, hijos y salud esta mujer no tuvo ningún problema en reconocer la bondad de Dios, pero cuando todo cambió diametralmente simplemente dejó la gratitud por un lado para dar rienda suelta a su furia por el cambio desfavorable de las circunstancias.

La lección de Job es verdaderamente digna de imitar: mantener la gratitud a Dios aun frente al “fracaso”, “la calamidad” y la “desgracia” es la expresión mas genuina de una verdadera espiritualidad. Dar gracias a Dios “en las malas” hablan de un creyente que ha entendido que Dios es sabio y siempre sabe lo que es mejor para nosotros.

La gratitud a Dios en todas las circunstancias refleja nuestra madurez y nuestro compromiso con la causa de aquel que sufrió gran contradicción de pecadores y de sus labios nunca salió un queja hacia Dios quien siempre tendrá bajo su control todo lo que nos sucede.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: