Los magnates de Dios

Por Gerardo Reyes y Peniley Ramírez

Millones de hispanos de escasos recursos en Estados Unidos y América Latina donan el 10% de sus ingresos mensuales a iglesias evangélicas. Es lo que se conoce como los diezmos. Los fieles o las ovejas, como suelen llamar los pastores a sus seguidores, aportan además ofrendas en efectivo en cada servicio y trabajan gratuitamente para eventos de recaudaciones de las mismas iglesias.

Una investigación de Univision que siguió a algunas de estas congregaciones revela que su manejo de los millones de dólares donados por los feligreses no es transparente y es poco o nada lo que ellos saben de cómo se invierten.

Lo que sí es inocultable es el lujoso estilo de vida de los pastores y sus familias. Aviones privados, mansiones, autos de lujo y vestuarios costosos, son parte de la vida de los líderes espirituales, algunos de los cuales lo justifican explicando que la riqueza es una bendición de Dios, una filosofía conocida como el evangelio de la prosperidad.

El pastor guatemalteco Carlos ’Cash’ Luna la resumió así:

“A mí me enseñó un apóstol, me dijo, ‘Cash’ a la iglesia uno siempre lleva dos cosas, biblia y chequera, la biblia para que aprendas lo que Dios te va a decir, y la chequera para que lo adores”.

Aunque están exentas de impuestos, la excesiva informalidad con la que las congregaciones manejan sus finanzas ha llevado a las autoridades a abrir investigaciones.

Las fuentes aseguran que el pastor ‘Cash’ Luna sacó provecho de su cercana amistad con Marllory Chacón, condenada en EEUU por narcotráfico

Por Gerardo Reyes

Cash Luna deja que se le quiebre la voz frente al micrófono al recordar los humildes comienzos de su iglesia La Casa de Dios. De su tristeza, el pastor se sobrepone levantando el rostro lentamente en busca de los reflectores del escenario para exclamar jubiloso que gracias a su perseverancia todo se superó.

Los 12,000 feligreses que lo escuchan celebran las palabras del pastor en el inmenso templo de Ciudad de Guatemala, el más grande en su género de América Latina. Es el primer domingo de octubre de 2018.

“¿Es casualidad que ahora tengamos pan y palabra de este tamaño acá cuando veníamos a una sola casa?”, se pregunta Luna para responderse que todo lo que se ha conseguido es producto de su espíritu incansable de servicio a la iglesia de la mano de Dios.

La versión del éxito de Luna es para algunos incompleta. Testimonios obtenidos por Univision apuntan a que hubo otra mano más mundana que sacó adelante al pastor y a su iglesia: la de una mujer que se presentaba como inversionista empresarial en Guatemala pero cuya verdadera fortuna venía del narcotráfico y el lavado de dinero.

Marllory Chacón, según las fuentes, entregaba importantes cantidades de dinero al pastor. Ella fue condenada en 2015 en Estados Unidos a 12 años de prisión por cargos de narcotráfico, un negocio que manejaba a lo largo y ancho de Centro América. Se le conocía como la Reina del Sur. Aunque su expediente está en buena parte bajo reserva de sumario, los documentos publicados no mencionan el nombre de Luna.

Reuniones con Chacón

La organización de Chacón fue infiltrada alrededor del 2010 por la Agencia de Lucha contra las Drogas DEA, según documentos de la corte. El piloto colombiano Jorge Mauricio Herrera, quien asegura que trabajó transportando cocaína para un poderoso cartel de su país, afirmó a Univision que infiltró la organización de Chacón bajo instrucciones de la DEA.

Según Herrera, Luna estuvo presente en la primera reunión que él tuvo con Chacón a mediados de 2010 en Guatemala. Este y otros encuentros fueron grabados por él con una cámara de video que le dio la DEA y que llevaba camuflada en un botón de su camisa, explicó.

“Básicamente estaban hablando de entregas de dinero porque el pastor ‘Cash’ Luna decía que necesitaban ya empezar a construir y avanzar porque la obra estaba en bases”, dijo Herrera.

Según el piloto, Luna era una persona cercana a Chacón.

“El tipo [Luna], créame que era la mano derecha de Marllory [… ] él era el consejero de Marllory. Es un hombre, para mí, manipulador”, explicó Herrera.

El piloto aclaró que Luna no se inmiscuía en cuestiones de narcotráfico pero que el pastor sabía de sobra en qué negocio estaba su amiga Chacón y recibía dinero de ella.

“Él sabía que venía un piloto del narcotráfico a hablar con ellos, sabía que había una organización, sabía que la otra persona conmigo era socia, sabía que Marllory era una narcotraficante. Él sabía absolutamente todo”, dijo Herrera.

Para la época de las reuniones que describe Herrera, Chacón era una próspera narcotraficante de Centro América. Había asumido los negocios de drogas de su marido después de que fue arrestado en 2002, según ella explicó en una declaración en una corte del distrito de Columbia como testigo del gobierno de Estados Unidos contra dos hermanos guatemaltecos acusados de narcotráfico.

“Yo tenía mis propios trabajadores, tenía mis propios proveedores de cocaína en Colombia, y tenía mis propios compradores que eran los carteles mexicanos”, declaró Chacón.

La fiscalía le preguntó cuánto dinero había lavado para los carteles. Ella respondió que más de 200 millones de dólares.

Infiltrado

Un documento del caso de Chacón en Miami, preparado por la fiscalía, da cuenta de que un informante colombiano, solo identificado como CS1, asistió a una reunión en la residencia de Chacón en ciudad de Guatemala a finales de 2010.

Durante esa reunión, el informante le pidió a ella si le podía facilitar la infraestructura en Honduras para aterrizar con un cargamento de 800 kilos de cocaína, afirma la fiscalía.

Así describió el documento lo que captó el video:

“A Chacón se le ve y se le escucha en video usando dos teléfonos celulares para coordinar el recibo del cargamento”, afirma el documento. “Chacón dio instrucciones en el teléfono de las especificaciones de la pista, y de cuánto combustible se necesitaba suministrar”, agrega.

Herrera asegura que él es el informante que grabó esa reunión. La DEA no revela ningún tipo de información sobre sus fuentes confidenciales. En un memorando dirigido a una jueza de inmigración de Estados Unidos, Herrera explicó su infiltración en la organización y dijo que el abogado de Miami Joaquín Pérez lo puso en contacto con el agente de la DEA Paul Cohen. Pérez dijo a Univision que facilitó el contacto de Herrera con la DEA, pero no dio detalles. Una vocera de la DEA en Miami dijo que ese organismo “no va a comentar sobre el caso”.

En 2010, cuando avanzaba la operación encubierta que culminó con la entrega de Chacón a las autoridades de Estados Unidos, el proyecto de construcción del templo de la Casa de Dios continuaba.

El impresionante coliseo en forma de paloma del espíritu santo con capacidad para 12,000 espectadores tuvo un costo de 45 millones de dólares, según informó Luna a la cadena BBC. El templo realiza dos grandes servicios el domingo con un gran despliegue de tecnología de luz y sonido. Fue inaugurado en 2013 por el presidente Otto Pérez, quien purga una pena por cargos de corrupción. Luna ha dicho que el templo fue construido con aportes de sus fieles.

Al final del servicio religioso el pasado 7 de octubre, Univision le pidió una entrevista a Luna a través de su portavoz Marly de Armas, anticipándole el interés de conocer el origen de los fondos de la iglesia. Ella nos dijo que el pastor estaría muy ocupado durante los próximos dos meses, lo cual haría casi imposible que pudiera aceptar la entrevista. Basándose en las declaraciones de las fuentes entrevistadas, Univision envió a Luna un cuestionario con 26 preguntas, incluyendo algunas que pedían su versión sobre la relación con Chacón. Más de tres semanas después, de Armas respondió:

“Lamentamos que haya sido sorprendido en su buena fe por una fuente poco confiable, ya que la información que usted asegura haber recibido de dicha persona es falsa”.

Costales de dinero

Otra persona cercana a la familia Chacón, pero que pidió no ser identificada, explicó a Univision que llevó dinero en efectivo a la casa de Luna por órdenes de Chacón.

“Fue como medio costal”, dijo la fuente, al explicar que se trataba de unas bolsas de fieltro que se usan para el transporte de valores. Las bolsas contenían dólares y las entregó en un lugar que era conocido como la “Casa de los Caballos”, agregó.

Según la fuente, Luna le pedía constantemente dinero a Chacón, lo que a ella le disgustaba.

“Que hijo de la gran p… decía, cada día quiere más”, recuerda la fuente que decía Chacón.

Chacón y Luna compartían la misma entrada a sus casas en la ciudad de Guatemala, como lo pudo comprobar Univision a través de las imágenes de un dron. Se trata de un terreno al sur de la ciudad cercano a la carretera a El Salvador donde solamente están las residencias de ambos, separadas por menos de cincuenta metros y rodeadas de un imponente muro.

“Tenían el mismo portón pero usaban intercomunicadores diferentes”, explicó la fuente.

Herrera también lo recuerda ya que, según él, la primera cita con Chacón fue en la casa de la mujer. El piloto describió la residencia como una “mansión extraordinaria” rodeada de un zoológico “al estilo de Pablo Escobar”. Le llamó la atención, explicó, que en la parte exterior de la casa, al aire libre, se activaban en forma intermitente atomizadores de fragancias para neutralizar el olor del excremento de los animales.

“Llegamos a la portería, había una seguridad tremenda. Pasamos como un primer anillo de seguridad, quedamos encerrados entre dos rejas”, relató Herrera “El primero que salió en dar la autorización para entrar fue el señor ‘Cash’ Luna. Él dio la autorización y entramos”.

Estilo de vida

El verdadero nombre de ‘Cash’ Luna es Carlos. El carismático pastor de 56 años ha contado que la razón por la cual la gente terminó llamándolo ‘Cash’ fue porque no podía pronunciar su nombre correctamente cuando era niño y en lugar de Carlos decía ‘Cash’. Sus críticos han dicho que de todas maneras es un nombre que se ajusta perfectamente al sofisticado nivel vida que él y su familia llevan en uno de los países más pobres de Centroamérica.

Su fortuna ha sido constante objeto de críticas y suspicacias. Luna, de 56 años, se desplaza en un avión Cessna Citation con matrícula estadounidense (N-200LH). Fue adquirido en septiembre de 2014 bajo Glory Wings 3, una sociedad registrada en Delaware, el paraíso del anonimato corporativo en Estados Unidos. Luego lo transfirió a Casa de Dios y finalmente lo registró bajo un fondo fiduciario del Bank of Utah que no permite conocer los nombres de los propietarios. En una entrevista con la cadena BBC, Luna dijo que el avión es propiedad de la iglesia. Una persona familiarizada con la transacción y que pidió no ser identificada explicó que la aeronave fue comprada en dos millones de dólares. Tras la compra, Luna le hizo algunas mejoras por unos 250,000 dólares y pintó en una de las turbinas la leyenda “Marcos XII”, un pasaje bíblico.

En los últimos seis meses Luna ha utilizado el avión para viajar a Colombia y México. El pastor realizó en estos países jornadas conocidas como Noches de Gloria en las que imparte polémicas bendiciones de sanación de enfermos en escenarios a los que asisten miles de seguidores.

Muchos de los admiradores de Luna no parecen preocupados con su estilo de vida. Robin Martínez, quien fue fotógrafo de la congregación, comentó a Univision que lo importante es el mensaje que Dios envía a través del pastor.

“Si él hace mal uso del diezmo el dará cuenta de eso, pero yo voy a la palabra que me transformó y que él me dio”, dijo Martínez quien ahora hace reportería en bicicleta en Ciudad de Guatemala. “No puedo poner mis ojos únicamente en la administración del dinero”, agregó.

La entrega

Herrera, el piloto colombiano, dijo que había decidido colaborar con la DEA porque sabía que la entidad le seguía los pasos a su jefe, Daniel “El Loco” Barrera, y tarde o temprano darían con él. Su trabajo en ese momento consistía en llevar cargamentos de cocaína en aviones ejecutivos a Centro América y África desde pistas de Venezuela donde, dijo, contó con la protección de los gobiernos de los presidentes Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

“Yo creo que el 90% de los carteles de Colombia se trasladaron a Venezuela, todos. Nos encontrábamos allá a muchos en restaurantes trabajando para diferentes grupos”, recordó Herrera.

Según Herrera, Cohen, su agente supervisor en la DEA, aprobó la operación de infiltración luego de que el piloto le explicó el poder y la importancia de Chacón en Centro América.

“Marllory era la nueva narcotraficante de la nueva era y estaba por encima inclusive del mismo “Chapo” Guzmán”, afirma Herrera.

La operación de filtración en la organización de Chacón fue tan efectiva, dijo Herrera, que no tuvo que pagar ni un solo día de prisión federal. Récords públicos consultados por Univision no muestran ninguna acusación por narcotráfico en su contra. Otras fuentes familiarizadas con su paso por los carteles de la droga confirmaron a Univision que Herrera era un piloto discreto y audaz. Según ellos, cubría rutas peligrosas desde aeropuertos en el litoral venezolano hasta Guinea, al occidente de África, con aviones que debía abastecer en pleno vuelo.

En una entrevista en julio pasado frente a las cámaras de Univision, Herrera explicó que su relación con Cohen se complicó porque el agente lo retiró de la operación en Guatemala sin darle ninguna explicación. Herrera cuestionó que la DEA no hubiera al menos interrogado al pastor Luna. Al romperse su relación con la DEA, el piloto quedó en un limbo migratorio.

Menos de dos semanas después de la entrevista con Univision, agentes de ICE irrumpieron en su residencia en Miami y lo trasladaron al Centro de Detención de Krome. El 31 de octubre fue deportado a Colombia donde teme por su vida.

Sobre este reportaje publicado por Univisión el día de ayer, la iglesia Casa de Dios respondió lo siguiente:

La fiscalía de Colombia asegura que investiga a la líder espiritual María Luisa Piraquive por lavado de activos y enriquecimiento ilícito. La iglesia sostiene que es solamente un proceso de indagación preliminar.

Por Gerardo Reyes

María Luisa Piraquive ha relatado varias veces un sueño en el que ayudó a Jesucristo a escoger las almas el día del juicio final.

“Y cuando él ya vio que yo lo estaba ahí mirando me dice, ayúdeme a escoger las almas para el reino y yo le dije, sí señor yo lo voy hacer y yo empecé… y yo todas las almas las eché para el cielo”, explicó en su más reciente versión del sueño la máxima autoridad de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional (IDMJI). El relato es siempre celebrado con sonrisas y aplausos por sus fieles.

Piraquive entendió que el sueño era un mensaje de Dios y se proclamó directora vitalicia de la iglesia en 1996 tras la muerte inesperada de su marido, Luis Moreno, un modesto pastor de pueblo con quien mantuvo una tempestuosa relación, como ella lo reconoció en sus memorias.

Desde entonces su iglesia ha crecido exitosamente y con ella los escándalos que la han rodeado. Ante tribunales y medios de comunicación varios desertores de la congregación han denunciado a la líder espiritual de 69 años y a su iglesia por fraudes, abusos y actos discriminatorios. Algunos casos han sido archivados y la iglesia ha logrado retractaciones de varios medios y redes sociales, pero las dudas prevalecen.

Piraquive, quien reside en Estados Unidos, está bajo investigación por lavado de activos y enriquecimiento ilícito en Colombia, según una comunicación de la fiscalía de ese país enviada a Univision en octubre. La fiscalía dijo que ha pedido la colaboración del gobierno de Estados Unidos.

Además de Piraquive se encuentran bajo indagación por los mismos delitos sus hijos Perla, Iván Darío, Carlos Eduardo, Alexandra y César Moreno Piraquive, todos vinculados a la iglesia, agrega el documento firmado por Luz Ángela Bahamón Flórez, directora de la división contra el lavado de activos de la fiscalía. Después de más de un mes de solicitar una entrevista con Piraquive, una abogada de una firma legal de Texas, quien dijo que asumiría la vocería de la iglesia, informó a Univision que la profetiza no daría declaraciones.

Univision envió entonces un cuestionario que fue respondido por Carol Inés Villamil Ardila, apoderada general de la congregación. Villamil explicó que la investigación de la fiscalía colombiana, citada por Univision, es un proceso de indagación preliminar que se está realizando “desde hace más de 14 años” y la fiscalía “no ha encontrado delito alguno”.

Pero el número de radicación del proceso refleja que comenzó hace ocho años, no hace 14 como alega la iglesia, y la investigación no se ha cerrado.

“Los señalamientos de sus fuentes en contra de la Iglesia no son nuevos y no corresponden a la realidad”, agregó Villamil. “Hacen parte de una campaña de desprestigio contra la iglesia, en razón de que frente a esas personas en Colombia cursan una serie de procesos”,agrega la carta.

En la carta de respuesta la iglesia anunció que anexaba certificaciones del cierre de investigaciones en su contra por parte de autoridades de Colombia, Estados Unidos y Argentina. En el caso de Estados Unidos los representantes de la iglesia no entregaron dicha certificación. La correspondiente a la Fiscalía de Colombia es anterior a la constancia obtenida por Univision el 9 de noviembre de 2018 en la que se afirma que la iglesia continúa bajo investigación por lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

En Estados Unidos

Dos fuentes que pidieron no ser identificadas dijeron a Univision que han sido entrevistadas en los últimos cuatro años por autoridades federales de Estados Unidos interesadas en conocer las actividades de Piraquive y el manejo de los dineros de la iglesia. Las fuentes no ofrecieron detalles para no perjudicar la investigación, según dijeron, pero existe un antecedente al respecto relatado por Jeffrey del Romero, exseguidor de IDMJI en New Jersey.

Del Romero explicó a Univision que Iván Darío Moreno, uno de los hijos de Piraquive, la denunció a ella y a su iglesia en 2006 ante el FBI. Según él, Moreno le pidió el favor de llevarlo a una oficina del organismo federal luego de que Piraquive lo expulsó de la iglesia por ser gay. Agregó que el joven, entonces de unos 26 años, se presentó en su casa acompañado de dos mujeres a quienes identificó como Juliana y Angélica.

“Venían también con un cúmulo de documentos. Me pidieron el favor de que lo llevara a una Oficina Federal de Investigaciones en Newark donde entraron ellos”, recuerda Del Romero. “Lo que él dijo era que había denunciado todas las actividades ilícitas de la mamá y de la Iglesia”.

El FBI no ha respondido una solicitud de información de Univision sobre el desenlace de esta investigación y si existe otra en curso.

La apoderada de la iglesia anunció en su carta a Univision que anexaba una certificación de autoridades de Estados Unidos como evidencia de que la iglesia no ha sido investigada, pero el documento no fue entregado. No es usual que las autoridades de Estados Unidos expidan certificaciones de esta índole.

En los días en que Moreno presentó la denuncia en el FBI, según Del Romero, el joven le había declarado la guerra a la iglesia y a su mamá por haberlo discriminado por homosexual. Según el libro guía de la iglesia, aprobado por Piraquive y de circulación restringida, a los homosexuales hay que enseñarles que su condición “es causada por espíritus inmundos y por lo tanto, lo importante es que no se realice el acto físico”. La iglesia ha explicado que sigue enseñanzas bíblicas.

En una entrevista con la emisora La FM, de Colombia, Iván Dario fue más allá de su queja por discriminación. Denunció que IDMJI desviaba cuantiosos fondos hacia cuentas personales.

“Es mucho el dinero que se mueve, pero lo más triste es que ese dinero no sé, no se invierte en lo que se debería invertir”, afirmó.

Ocho años después anunció que se retractaba de lo dicho.

Cuentas y enriquecimiento

La iglesia de Piraquive se precia de operar en cinco continentes y de contar con sedes en 25 estados de Estados Unidos como Florida, Nueva York, Arizona, Texas y Washington. Recientemente inauguró un megatemplo en Atlanta y en Bogotá se construye otro que ocupa una manzana. Hay templos en lugares tan distantes como nueva Zelandia, Rumania y Emiratos Árabes. En Estados Unidos las iglesias no están obligadas a presentar declaración de renta.

Los cuestionamientos que afronta IDMJ con más frecuencia tienen que ver con el enriquecimiento de sus directivos y el manejo poco ortodoxo de los dineros que recibe de sus devotos.

Piraquive, quien durante años bordó sobrecamas para mantener a su familia, según sus memorias, recibía de la iglesia en 1999 un sueldo mensual de 186 dólares. La cifra fue revelada ante la fiscalía colombiana por su sobrino Óscar Bedoya Jair, quien fue pastor y también acusó a la congregación de malos manejos.

En cuestión de 10 años la profetiza se pudo dar el lujo de comprar una amplia casa en Weston, Florida, por 1.8 millones de dólares y de regalar costosas propiedades a sus hijos. La casa de Piraquive tiene seis habitaciones y seis baños. En 2002, Piraquive ya figuraba en los récords públicos de Weston con una casa, por la que pagó 402,000 dólares.

A pocos metros de su mansión, su hija Alexandra posee una casa de 1.3 millones de dólares y en la misma ciudad Perla, su otra hija, compró en 2010 con su marido Óscar Carrillo, una residencia de 1.6 millones de dólares.

En la vecina ciudad de Fort Lauderdale, figura como propietario de un apartamento su hijo Iván Darío. El apartamento, de 310,000 dólares, se lo dio su mamá a cambio de que suspendiera los ataques contra ella y su iglesia, según una denuncia presentada en febrero de 2014 ante la fiscalía por el abogado argentino Héctor Walter Navarro, presidente de una red de apoyo a víctimas de sectas.

La compra del apartamento, en octubre de 2007, se produjo pocos meses después de que según el propio Iván Darío se había reconciliado con su madre.

“Yo lo único que quería es tener como paz, tener armonía y fue cuando en junio de 2007 yo me reconcilié con mi mamá”, le dijo a la cadena radial colombiana RCN. “Nos dimos cuenta de que había habido muchos malos entendidos”.

Piraquive le vendió en 2013 a su hijo Iván una casa en 100 dólares en el condado de Broward que él vendió en octubre pasado por un millón de dólares.

Una base de datos de Estados Unidos muestra que el Servicio de Rentas Internas (IRS) impuso en 2008 un cobro de 75,992 dólares a una propiedad de Piraquive situada en la calle Lavender Circle, Weston. Este tipo de gravamen sobre una propiedad ocurre cuando se dejan de pagar impuestos o una deuda tributaria. La iglesia no respondió una pregunta del cuestionario de Univision sobre este tema.

Piraquive y su esposo no ocultaban su pobreza en los años noventa. Priscila Angulo, quien conoció a Piraquive y a su esposo a principio de los noventa, cuando ayudó a fundar la sede de la iglesia en el departamento de Santander, recuerda que ellos se quejaban de sus escasos recursos.

“Eran personas pobres y ellos contaban su historia. Es más don Luis siempre dijo que lo de la iglesia era de la iglesia y que lo de ellos, era parte de ellos”, afirmó Angulo.

Para recorrer los 420 kilómetros desde Bogotá a Bucaramanga, capital del departamento de Santander, explicó Angulo, la pareja lo hacía en un modesto automóvil. Según ella, no tenían fondos para pagar sus pasajes y los de los acompañantes.

Archivo controversial

En la misma denuncia ante la fiscalía, Navarro, el abogado argentino anti-sectas pidió que se investigaran las circunstancias de la muerte del marido de Piraquive a partir de dudas planteadas por Bedoya. También denunció los presuntos abusos contra una feligresa en Bogotá que atestiguó que había sido víctima de agresiones físicas durante una ceremonia que describió como exorcismo, y los engaños a los fieles al entregar sus diezmos a la iglesia.

“Con este ardid los dirigentes de la IDMJI se han vuelto inmensamente ricos, han utilizado el dinero de los diezmos de los creyentes para adquirir lujosas y caras propiedades en la Florida, España, Suiza y en Colombia”, escribió en su queja Navarro.

Bedoya declaró en el expediente de la fiscalía que “María Luisa, sus hijos y el señor Carlos Alberto Baena [pastor y hoy viceministro de relaciones laborales de Colombia] han incrementado su patrimonio de una manera inusual sin tener cómo soportarlo”.

Piraquive quien fue llamada a declarar, dijo que esas afirmaciones eran falsas.

“Ellos no tienen como comprobar eso, no existen papeles que acrediten que estamos figurando como dueños”, dijo Piraquive.

Los documentos citados por Univision en relación con las propiedades en la Florida de la dirigente espiritual y su familia son públicos y se pueden consultar por internet.

En el mismo proceso de la fiscalía colombiana fue citada Priscila Angulo, quien se convirtió en la más perseverante crítica de la iglesia tras una agria disputa con Piraquive.

El caso fue archivado en una polémica decisión de la fiscal Lilia Esmeralda Jaime García.

Univision logró establecer que la fiscalía regional de Bucaramanga cerró el proceso pese a que no fueron tenidos en cuenta cinco testimonios entre los que se encontraba el de Angulo.

La fiscalía regional reconoció que los testimonios no fueron considerados por cuanto habían sido tomados por un investigador que resultó ser un activo miembro de la iglesia. Durante la investigación, Angulo descubrió que el investigador, Moisés Cabrejo, tomó declaraciones de ella y otros testigos pese al conflicto de intereses. Ella hizo públicas fotografías en las que Cabrejo aparecía con Piraquive.

“Renuncie a la investigación, le dije, que no puede usted mostrarse de una manera tan parcializada defendiendo a la señora María Luisa”, recuerda Angulo que le dijo a Cabrejo.

Los testimonios suprimidos no fueron tomados de nuevo. Al menos Angulo, quien es abogada, dijo a Univision que ella no fue llamada a declarar una vez más, como sería lo indicado. Angulo anunció que pediría una audiencia al juez para que revise el caso.

La fiscalía explicó a Univision que tenía “abundante material probatorio” para fundamentar su fallo y no estaba en la obligación de exponer “alguna justificación del porqué no se tuvieron en cuenta las entrevistas con las personas mencionadas”.

El fallo fue proferido el 24 de diciembre de 2015.

Dudas contables

Doris Bohórquez fue coordinadora de la Fundación María de Moreno Internacional durante cinco años en New Jersey. Renunció en 2014 porque, según dijo, no estaba de acuerdo con el manejo de los dineros y algunas prácticas de la iglesia.

Ingresó a la congregación para conocer la Biblia, dijo, pero más que todo como una actividad social.

“Como compartir los domingos con alguien e ir a comer después de haber ido a buscar a Dios”, explicó

Bohórquez agregó que el proceso de decepción comenzó cuando ella, que tiene licencia de agente inmobiliaria y contadora, empezó a ver que no había una división clara entre los dineros de la fundación y la contabilidad de una organización sin fin de lucro de la iglesia llamada Mira US, creada supuestamente para ayudar a la comunidad. La institución lleva el mismo nombre de un partido político creado por Piraquive en Colombia en el 2000. En las elecciones de este año el partido obtuvo cuatro escaños en el congreso colombiano.

“Lo que yo me di cuenta en el 2014 fue que prácticamente los fondos de Mira USA iban era para el partido político Mira”, afirmó Bohórquez.

La tesorera del partido, agregó, era también tesorera de la iglesia y logró comprar una casa de casi 700,000 dólares en la zona de New Jersey.

Univision tuvo acceso a declaraciones de renta de la fundación en Estados Unidos que muestran a Iván Darío Moreno como empleado en 2012 y 2013 con un sueldo de 30,000 dólares al año en una posición de 40 horas a la semana.

Bohórquez aseguró que Iván Dario Moreno no trabajaba en la fundación.

“Yo decía, pero este señor ¿de dónde recibe 30,000 dólares anuales? ¿De qué?, afirmó Bohórquez.

La iglesia ha dicho que dado que la fundación desarrolla múltiples actividades, existe la posibilidad de que Iván Darío hubiera trabajado en algún proyecto educacional que no era conocido por Bohórquez.

La iglesia sostuvo en su respuesta a Univision que Bohórquez se ha negado a comparecer ante autoridades judiciales, pero no explica ante cuáles y por qué motivo.

Ella y los demás denunciantes, según la iglesia, “utilizan medios de comunicación, al parecer con el objeto de influenciar las decisiones judiciales y de favorecer intereses económicos, suscitando descrédito y discurso de odio contra la iglesia”.

Bohórquez dijo que jamás ha eludido la justicia, por el contrario, presentó un caso contra la iglesia en una corte de New Jersey.

“A ellos se les olvida que aquí no estamos en Colombia para tratar de influenciar las decisiones judiciales”, afirmó Bohórquez.

Demanda

Bohórquez dijo que también desconfiaba de la manera como se manejaba el dinero que se recolecta en los servicios de la iglesia. Pese a que la ley ordena que el dinero debe de ser contabilizado por contadores independientes, los pastores se lo llevaban para sus casas.

Al frente de la casa de unos de los pastores de IDMJI, en un barrio residencial de New Jersey, Bohórquez comentó que ese era uno de los lugares a los que llegaba el dinero de la fundación y la iglesia.

“Mi entendimiento es que aquí tienen máquinas donde cuentan el dinero”, explicó “Nosotros solamente cerrábamos, poníamos en un maletín, poníamos el candado y todo venía y era transportado aquí y ellos eran los que lo abrían lo contaban y hacían todo lo que querían con el dinero”, agregó.

Bohórquez renunció a la iglesia en 2014 y se dedicó a recaudar documentos para sustentar una demanda que presentó en septiembre de 2017 contra Piraquive y más de 40 personas, empresas y sociedades que llevan el nombre de la iglesia. Ante una corte federal de New Jersey, los acusó de conspiración para cometer fraude, prácticas engañosas y lavado de dinero.

Piraquive fue citada a declarar pero su abogado defensor objetó las gran mayoría de las preguntas. Bohórquez prefirió llevar el caso por sí sola, sin la ayuda de un abogado.

“Es muy costoso”, explicó. “Pero no hay nada que esté reclamando que no sea verdad”.

Cuando Bohórquez le preguntó a Piraquive en el careo si había sido interrogada con anterioridad, la profetiza respondió: “No, esos son asuntos privados”

A principios de 2018 el juez del caso desestimó la demanda por falta de jurisdicción y por fallar en establecer un reclamo. Bohórquez dijo a Univision que seguirá denunciando lo que vio cuando era una apreciada colaboradora de la iglesia.

“Esta gente ha abusado de la fe, de los creyentes, abusaron de uno para beneficio personal de ellos”, comentó Bohórquez quien lamenta el tiempo que perdió con su familia por dedicárselo a la iglesia. “Ahí no hay verdaderamente amor a Dios, ese temor a Dios, porque si lo hubiera el amor a Dios, no harían las cosas que hacen”.

Obra de Orange, iglesia del pastor costarricense Andy Zamora, es un ejemplo de cómo muchas pequeñas iglesias evangélicas regionales han encontrado un nicho de negocio en la fe
Por Peniley Ramírez

Es un domingo soleado de principios de otoño. La iglesia Obra de Orange, del pastor costarricense Andy Zamora, se prepara para la celebración del servicio religioso. Afuera, los voluntarios disponen en mesas los productos a la venta: aceites benditos, hojas impresas y engargoladas como libros de enseñanza, biblias en reventa. Cuentan que trabajan gratuitamente para el templo unas 15 horas a la semana.

Adentro, un equipo de seguridad, integrado en parte también por voluntarios, resguarda el servicio. No quieren que las cosas se salgan de control si hoy –como otras tantas veces– alguno de los fieles se tira al suelo, gritando y contorsionándose. Finalmente, muchos de quienes asisten a este templo buscan presenciar su principal atractivo: la supuesta remoción de demonios por medio de oraciones y exorcismos.

Obra de Orange es un ejemplo de cómo muchas pequeñas iglesias evangélicas regionales han encontrado un nicho de negocio en la fe. El término “negocio” fue utilizado por el mismo Zamora en una entrevista con Univision. Al relatar el crecimiento de su iglesia, afirmó que Dios lo estuvo probando durante los primeros años de pobreza y escasez. “Porque si uno le tiene amor al dinero dice esto no es negocio, y se va”.

La fama de supuestamente sacar demonios del cuerpo le ha valido a Obra de Orange su crecimiento y expansión a cinco países, según Zamora. De 30 personas que asistían a su culto en los años 90, ahora más de 1,000 se congregan cada semana para escuchar al pastor Zamora en Orange. Además, tienen iglesias afiliadas en México, Nicaragua, El Salvador, Colombia y nueve estados de Estados Unidos.

En 2015 los secretos de Obra de Orange comenzaron a ser ventilados por medio de videos en Internet. La fuente era Hannia Gastelum, la hija de su pastor principal. Hannia cree que, en parte, el crecimiento de la obra se debe a su ejército de voluntarios a quienes, dice, no se les informa cómo se maneja internamente el dinero recolectado por la iglesia.

“Esclavizan a la gente desde las 6:45 de la tarde hasta la una, dos o tres de la mañana. Ellos ponen gente profesional que vienen con el amor de buscar a Dios a limpiar toilets”, dijo Hannia.

“No necesitamos gente aquí inteligente que cuestione nada. Necesitamos brutos que no cuestionen, todo es por misterio y todo es por fe”.

Los empleados de mayor confianza en Obra de Orange afirman que las ofrendas han mejorado y ya colectan entre 15,000 y 20,000 dólares cada domingo en Orange County. Univision logró entrar al templo y conocer cómo gana dinero Obra de Orange que, como muchas iglesias evangélicas hispanas en Estados Unidos, está registrada ante el gobierno como organización sin fines de lucro y por lo tanto no paga impuestos.

Una fábrica de billetes

“Hay que tener actividades todo el año, todo el año”, comentó una mujer que trabajó durante cinco años como voluntaria en Obra de Orange. Entre sus tareas estaba la recolección de dinero de las distintas actividades con las que el templo gana dinero.

Obra de Orange está registrada como corporación religiosa desde mayo de 1997. Esto le permite no pagar impuestos y la obliga a usar el dinero que recolectan para el beneficio de la propia iglesia, no para negocios personales.

Sus gastos fijos, contó Zamora en una entrevista con Univision, son la renta de un templo, y oficinas y el pago de un par de empleados contratados a tiempo completo, entre ellos el propio pastor. El resto de sus colaboradores son voluntarios que no tienen otro empleo pero tampoco reciben beneficios como trabajadores fijos de la iglesia.

“Quisiéramos en algún momento poder contratarlos fijos a todos”, dijo Zamora.

La exvoluntaria aceptó dar su testimonio sin que mencionemos su nombre, por temor a represalias legales. Relató que además del diezmo y las ofrendas, Obra de Orange suele ganar unos 120,000 dólares por cada retiro espiritual, que hacen para mujeres solas, hombres solos y parejas.

También, dice la misma exvoluntaria, reciben pagos en efectivo por la organización de picnics, los estacionamientos en los eventos, la venta de biblias en 25 dólares que en otros sitios cuestan 10 y de productos religiosos, como un aceite que promocionan como bendito, compuesto del aceite de comida “más barato, el galón más barato” mezclado con aromatizante.

Los eventos y el pago de los diezmos siempre están antecedidos por prédicas centradas en que hay que desprenderse del dinero para no caer en la desgracia ante los ojos de Dios

“Te echan maldiciones como para que sueltes el dinerito. Hay gente que les da todo su cheque de los taxes”, dijo la exmiembro de la congregación.

Según Hannia, la hija de Zamora, los miembros de la iglesia están entrenados específicamente para pedir las ofrendas.

“Es una cuestión en la cual primero seducen tus emociones, te quiebran y después te ponen un sentimiento de culpabilidad y de responsabilidad ajena, para lograr que ellos lucren”.

Una forma de canjear esta supuesta buena voluntad celestial es donar no solo el trabajo voluntario, sino arroz, frijoles, tamales, bebidas y todos los productos que luego la iglesia vende a los mismos fieles durante los eventos.

Así le sucedió a una compañera de la exvoluntaria, cuando, según ella, pidió que la iglesia le repusiera 200 dólares de materia prima que había gastado en hacer tamales y champurrado para uno de los retiros.

“Le mandaron 100 dólares con otra hermana como queriendo decir ‘si lo quiere’. ¿Sabe cuánto valía cada tamal el día del retiro? Dos dólares. Y el vasito del champurrado, otros dos dólares”.

Con autorización del pastor Zamora, Univision grabó con dos voluntarias de la iglesia el ritual del conteo del dinero recolectado después de un servicio de domingo.

Había cheques, sobres con los datos del donante y el dinero adentro, también dinero en efectivo depositado directamente, sin remitente. Una mala semana, dijo una de las encargadas del conteo, puede significar 13,000 dólares en ofrendas.

Las encargadas mostraron que llevaban un exhaustivo conteo y un reporte escrito de cuánto dinero llegó por cada vía, para reportarlo a las autoridades de hacienda. Pero otros voluntarios que ya no son cercanos a la iglesia dijeron que han presenciado que el dinero en realidad va al maletero del carro de Zamora, custodiado por guardias de seguridad.

“Cuando ya terminan de contar el dinero, siempre hay un hermano que se encarga, son diferentes, no es siempre el mismo hermano, es el que lo cuida al pastor, que lo recibe en la puerta cuando llegó y cuando se va; ese es el hermano que agarra el maletín y se lo va a poner al carro del pastor Andy Zamora”, dijo la exvoluntaria.

El pastor replicó que esto es falso, que no hay pruebas de eso y que siempre han reportado todas las ganancias al IRS. Sin embargo, él aceptó que dos veces ha estado bajo investigación de hacienda, una en su cuenta personal donde recibe su salario como pastor –en la que llegó a un acuerdo de pago con las autoridades.

La segunda fue a raíz de las denuncias de su propia hija por supuestos malos manejos del dinero de Obra de Orange.

“Me retuvieron mi devolución de taxes. Mi preparadora de taxes la razón que me dio es: ‘el IRS te está investigando como consecuencia de las acusaciones de tu hija, por eso no te han devuelto el dinero’. Tuve que esperar como dos años para que me devolvieran el dinero”, dijo Zamora.

Su hija Hannia, quien poco después de contraer segundas nupcias se embarcó en una disputa legal con su padre, dice que no quería formar parte de los supuestos malos manejos de la iglesia. Él asegura que ella quería deshacerse de sus hijos para pasar más tiempo con su nuevo esposo.

El diferendo legal terminó en que Zamora y su esposa se quedaron con la custodia de sus cuatro nietos, hijos de Hannia.

“Yo firmé el papel pensando que era para cambiarlos del distrito de Anaheim al distrito de Irvine y para autorizar a mi mamá que le pusiera vacunas. Ellos con sus abogados después agregaron firmas y fechas”, dijo Hannia.

Su padre, en cambio, se mantiene en la postura de que ella se los entregó voluntariamente porque “es una persona muy amargada, que se enojó”.

Reportaje retomado de Univisión Noticias.
Reproducimos esto con una intención meramente informativa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: