Esposo comprensivo

Dice la Biblia en 1ª de Pedro 3: 7

“…vivid con ellas sabiamente…”.

Pedro fue un apóstol que estuvo casado. Mateo, Marcos y Lucas dicen que su suegra fue objeto de un milagro por parte de Jesús. Pedro hacía sus viajes misioneros acompañado de su esposa según nos relata el apóstol Pablo en la primera carta a los Corintios, como lo hacían los hermanos del Señor Jesús y otros discípulos.

La experiencia matrimonial de Simón Pedro fue fundamental para escribir una serie de recomendaciones sobre el tema. Entre ellos sobresale la petición que hace a los hombres o varones al momento de vivir su vida marital. El esposo requiere sabiduría para vivir con una mujer.

El matrimonio es una relación hermosa y bendita, pero compleja porque es la unión entre dos seres desconocidos. Siempre he sostenido que durante el noviazgo, cuando hay, es una lucha por ocultar muchas cosas, más que por dar a conocer la personalidad auténtica de los novios.

En la relación de pareja el esposo debe tener despierto siempre su sentido común, debe conocer perfectamente la personalidad de su esposa y debe tener capacidad para detectar lo que sucede en el interior de su amada esposa porque la mujer es completamente distinta a él a la hora de lidiar con la realidad que muchas veces es la misma que tiene el esposo.

El esposo ha de recabar, apilar y reservar kilos y kilos de sabiduría para vivir con su mujer. Sabiduría no el sentido de conocimiento intelectual, sino en el sentido de tener las palabras y actitudes precisas que necesita su amada esposa a la hora de enfrentar y confrontar sus propias dificultades.

Pedro sabía de lo que hablaba. En algunos casos ni las propias mujeres comprenden el por qué de su conducta. El marido debe entonces acercarse a ella y comprender que las necesidades y temores que ella experimenta son totalmente distintas a las suyas y actuar con amor y compasión.

El matrimonio exige de ambos compresión, pero en el caso del marido el nivel de demanda es un poco más alto porque la naturaleza de la mujer requiere un trato especial cuando en ocasiones ni ella misma se entiende.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: