Nicodemo: la riqueza al servicio de Cristo

Dice la Biblia en Juan 19: 39

“También Nicodemo, el que antes había visitado a Jesús de noche, vino trayendo un compuesto de mirra y de áloes, como cien libras.”

El evangelista Juan es el único que se ocupa de Nicodemo. Nicodemo era un fariseo, pero también era un hombre importante entre los judíos. Era rico. Cuando oyó de Jesús lo buscó para oírlo personalmente. También lo intentó defender cuando las acusaciones contra Jesús comenzaban por sanar enfermos en sábado.

Son tres los pasajes donde el evangelista Juan lo menciona. En los capítulos 3, 7 y 19. Ni Mateo, ni Marcos y tampoco Lucas hablan de él. Sin embargo esas tres menciones nos sirven para conocer un poco de su personalidad. Era un hombre acaudalado, que pertenecía a la secta de los fariseos, pero tenía dudas y preguntas que nadie le contestaba.

Por eso buscó a Jesús y fue un simpatizante que no perdió detalle de lo que fue la vida del Maestro. Después de su largo diálogo con Jesús sobre el nuevo nacimiento, quedó convencido y al tratar de defenderlo ante sus correligionarios, fue reprendido severamente por ellos, quienes le espetaron que de Galilea, ningún profeta se había levantado nunca.

Cuando Nicodemo supo que Jesús finalmente había sido crucificado en el calvario se dispuso a participar en los funerales. Ofreció su patrimonio para adquirir cien libras de un compuesto de mirra y áloes. Esas cien libras representaba unos 30 kilos de un perfume mezclado. Costosísimo.

El aprecio que tenía por Jesús se manifestó a la hora que el Señor fue sepultado. Puso de su riqueza para mostrarle que había comprendido las enseñanzas que el Maestro dio sobre los bienes materiales. Nicodemo sabía que Jesús había enseñado que de nada servía ganar todo el mundo si se perdía el alma.

Y allí, al pie del sepulcro llevó su ofrenda con la que se consumaba la fe de un hombre que empezó preguntando como se nace de nuevo. Al poner su riqueza a los pies de Jesús, él sabía que había nacido de nuevo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: