La fidelidad del esposo en el matrimonio

Dice la Biblia en Proverbios 5: 15 “Bebe el agua de tu misma cisterna, y los raudales de tu propio pozo.”

Al escribir estas líneas el proverbista quiere dejar bien en claro la clase de relación matrimonial que Dios espera de los esposos, pero en particular del esposo. El consorte ha de “saciar su sed de amor” exclusivamente con su esposa que es comparada con una cisterna que resguarda agua, pero a la vez como un raudal del vital líquido.

La Traducción al lenguaje actual traduce este verso así: “Si quieres disfrutar del amor, disfrútalo con tu esposa”. Porque el amor entre la pareja es algo que se disfruta, que se goza y que recrea la vida de los esposos. De allí que se compare con el agua que calma la sed de las personas.

Resalta el proverbista una de las cualidades que debe poseer el esposo o que debe practicar para que esa relación se mantenga viva y se mantenga siempre en el mejor estado: debe dedicarse por completo a su pareja. La fidelidad es un pilar fundamental para todo matrimonio.

En tiempos bíblicos el agua era un bien extremadamente codiciado porque en las tierras del medio oriente era escasa. Las personas recurrían a algún manantial o río para obtenerla. Era un lujo o una bendición del cielo tener en casa su propio pozo o su propio manantial para sobrevivir.

El proverbista compara justamente a la esposa como un manantial particular que ofrece al esposo la posibilidad de tener el agua a la mano. El esposo no debe ir a ningún lado a buscar el amor. El amor lo tiene en casa. Lo tiene a la mano. Así como resultaba completamente sin sentido que un hombre que tenía un pozo en su agua fuera a buscarla fuera de allí.

La fidelidad del esposo hacia su esposa es la virtud más grande que puede tener. Es un imperativo para su existencia porque de esa manera consolida su relación y protege su vida misma porque la infidelidad mata, la infidelidad extingue y consume lentamente los días del infiel.

El autor de los proverbios le señala al esposo el camino que lo ha de llevar a hacer de su matrimonio un lugar donde el amor brote espontáneamente y su esposa le retribuya con lo mejor de su vida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: