Cicatrices

Dice la Biblia en Gálatas 6: 17

“De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús.”

La carta a los Gálatas fue la respuesta contundente del apóstol Pablo contra todos aquellos que querían minar la libertad de los cristianos imponiéndoles mandamientos de hombres bajo el argumento falaz de que eran necesarias algunas obras más para hacer completa la redención ganada por Cristo.

Los judaizantes introducidos en las iglesias del primer siglo comenzaron un movimiento para hacer que muchos creyentes gentiles se circuncidaran. A pesar de que los seguidores de Jesús que no eran de nacionalidad hebrea sólo tenía que abstenerse de idolatría, ahogado, sangre y fornicación, ellos impulsaban la creencia que había que hacer algo más.

Y eso algo más era justamente esa pequeña cirugía en los varones para ser aceptados como integrantes del pueblo de Dios, algo verdaderamente condenable porque hacía automáticamente insuficiente la muerte de Cristo, lo que Pablo no estaba dispuesto a tolerar porque era una mentira satánica.

Como colofón o como conclusión a su epístola en la que defiende vehemente la libertad cristiana, Pablo les pide a sus lectores que ese tema lo ha dejado cerrado y desea que nadie lo moleste de nueva cuenta con esa clase de engañosas enseñanzas y entonces ofrece uno de sus argumentos contundentes sobre sus cartas credenciales para escribir lo que escribió.

“En mi cuerpo traigo las marcas del Señor Jesús”, les recuerda para hacerles reflexionar que si alguien podía decir que traía alguna cicatriz en su cuerpo era justamente él. Como nadie Pablo sufrió en carne propia azotes y golpes que lo dejaron marcado ya no solo físicamente, sino también moralmente.

Si hay alguna cicatriz valida en el cuerpo, no es precisamente la circuncisión, sino los sufrimientos que resultan por seguir la fe en Jesucristo. La tribulación que resulta de creer en el Señor es la mejor marca que un creyente puede traer sobre su cuerpo y esa es la mejor señal de vivir por Cristo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: