Confiar en Dios

Dice la Biblia en Salmos 40: 4 “Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza, y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira.”

Una y otra vez la revelación divina nos impele o nos demanda confiar en Dios antes que en los hombres. La experiencia de depositar nuestra esperanza en los seres humanos ha sido siempre catastrófico porque los hombres son falibles y yerran con regularidad haciendo pedazos nuestras certezas.

Por eso el salmista dice que un hombre que deposita su seguridad en Dios es dichoso o feliz porque aunque hay momentos en los que aparentemente Dios tarda o no se apresura a atender nuestras necesidades, siempre al final de cuentas su poderosa mano se mueve y transforma nuestras circunstancias siempre en bendición.

La disyuntiva o los caminos que plantea este verso son dos: 1. O confiamos en Dios y 2. O miramos a los soberbios y los que se desvían tras la mentira. Lo más fácil generalmente es seguir a los soberbios porque ellos siempre parecen felices, obtienen lo que desean y nada parece limitarlos.

O seguimos a los que se desvían tras la mentira que son aquellos que dejan la verdad de Dios por considerar que nada puede aportar ni a su vida ni a sus necesidades y se encaminan por la senda donde todo parece libertad y donde no hay ninguna restricción, aunque en realidad ese camino es camino de muerte.

Solo que hay una triste realidad: tanto el camino de los soberbios como el camino de los que se desvían tras la mentira únicamente lleva a una vida triste y sin sentido. Una existencia que se debate entre la ansiedad y la desesperanza y que termina aplastar de manera irremediable a los que fueron engañados por la ilusión de que se puede vivir sin Dios.

El salmo 40 tiene como propósito bendecir a Dios por su salvación, por rescatar nuestra vida cuando nos ahogábamos en problemas y cuando por mirar a los soberbios y seguir a los que se desvían tras la mentira nuestra existencia languidecía sin esperanza y sin metas por alcanzar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: