El esposo no está en casa

Dice la Biblia en Proverbios 7: 19

“Porque mi marido no está en casa; se ha ido a un largo viaje.”

El libro de Proverbios dedica una extensa parte a hablar del adulterio. Lo hace desde todos los ángulos. Se refiere al origen y consecuencias de la infidelidad conyugal para alertar a los lectores de lo peligroso que resulta esta clase de conducta a fin de que se alejen rápidamente de esta clase de tentación.

El adulterio no es responsabilidad de una sola persona. El engaño entre consortes tiene responsabilidades compartidas. Así lo establece Proverbios. En esa clase de pecado nadie puede señalar a un solo responsable, en un hecho de esa naturaleza hay una corresponsabilidad mutua de sus participantes.

En el texto que hoy meditamos encontramos una de las muchas fuentes u orígenes de las relaciones ilícitas entre los casados: la ausencia del marido por cuestiones de trabajo que es aprovechada por la esposa para buscar una aventura con un “joven falto de entendimiento” dice el proverbista.

A esta clase de mujer, la Escritura la llama “alborotadora y rencillosa, sus pies no pueden estar en casa”. Sobre la manera que seduce dice así: “Lo rindió con la suavidad de sus muchas palabras, le obligó con la zalamería de sus labios.” Y así se consumó el adulterio para destruir la vida del joven “como ave que se apresura a la red”.

La ausencia del esposo porque ha salido a trabajar sirve para llamar la atención sobre lo ingrato e injusto que resulta que una esposa engañe a su esposo. Retrata claramente la clase de mujer que es. De por sí nada justifica una relación extramarital, pero un esposo engañado por estar fuera de casa por su empleo es simplemente abominable.

Por eso el capítulo siete que dedica todos los versículos a hablar del adulterio dice con toda certeza: “Camino al Seol es su casa, que conduce a las cámaras de la muerte”. Así vive o más bien sobrevive una mujer de esta calaña y así termina un varón que se allega a ella para sostener relaciones sexuales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: