Piedras de tropiezo

Dice la Biblia en Mateo 10: 7

“!Ay del mundo por los tropiezos! porque es necesario que vengan tropiezos, pero !ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo!”.

En este solo versículo se usa tres veces la palabra tropiezo. Dos en plural y una en singular. Evidentemente Jesús quería dejar en claro la relevancia del tema, quería subrayar que ese asunto era sumamente importante. Que se debía poner mucha atención para evitarlo a toda costa en la vida de las personas.

La palabra tropiezo o tropiezos procede de la raíz griega “skandalon” que trasliterada se pronuncia como escandalo. Un tropiezo podemos decir en forma sencilla es un escandalo. Bajo esta sencilla definición podemos decir que cuando alguien tropieza se vuelve un escandalo extremadamente ruidoso.

El uso que le daban los griegos era para referirse a una trampa. Una trampa en la que quien caía tropezaba y quedaba atrapado. Es evidente que el uso que Cristo le da a la palabra al utilizarla entre sus seguidores es para dejarles claro que un tropiezo es un escandalo y los escándalos atrapan, aprisionan y difícilmente le permiten a quien caen ellos liberarse.

Cristo dejó claramente dicho que entre sus seguidores siempre habría tropiezos o escándalos. Con ello previno que dentro de la militancia de la iglesia habría hombres y mujeres que escandalizarían. No debemos sorprendernos cuando alguien ensombrece el nombre de Cristo por su conducta o sus acciones.

No debemos desalentarnos cuando alguien extraviado en su fe, se convierte en lo que coloquialmente llamamos “una piedra de tropiezo”. Siempre habrá esta clase de personas y por eso en lugar de señalarlo o criticarlo, enjuiciarlo o maltratarlo o encapsularlo tengamos compasión de él.

Sobre ellos Cristo lanza uno de sus ayes. Ese solo hecho nos debe hacer temblar porque esta clase de expresiones son sentencias condenatorias que se pagan a un costo muy alto. Los ayes de Cristo son lamentos por lo que les espera a quienes voluntaria o involuntariamente se convierten en tropiezo o escandalo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: