La esposa sacia la sed del esposo

Dice la Biblia en Proverbios 5: 16

“¿Se derramarán tus fuentes por las calles, y tus corrientes de guas por las plazas?”.

El sabio Salomón dedica al libro de Proverbios muchos versos para hablar sobre el adulterio. De hecho el tema de la sabiduría alcanza casi el mismo nivel que el tema de la infidelidad conyugal. En mi modesta opinión creo que la relación entre su madre, Betsabe y David marcó mucho su vida. David adulteró con ella y así quedaron señalados.

Su madre cargó de por vida que fue la mujer de Urías, el heteo. Mateo 1: 6 no la menciona por su nombre en la genealogía de Cristo, sino precisamente como “la mujer de Urías”. Pudo haber mencionado su nombre como si hizo con Rahab, una prostituta de Jericó que se salvó por ayudar a los espías enviados por Josué o de Ruth, la moabita, nuera de Nohemí.

Es tal vez esa razón la que mueve a Salomón a defender con vehemencia la relación matrimonial. A señalar la equivocación de engañar a la esposa y para ello recurre a ejemplos positivos y negativos para el esposo principalmente, aunque sus escritos también están dirigidos a la esposa, es el varón quien debe tomar la determinación de ser fiel.

En el texto que hoy meditamos, Salomón recurre al ejemplo del agua. Compara a la esposa o el amor de la esposa con una fuente de ese líquido y también como si fuera corriente de agua. La “sed” que el hombre puede llegar a sentir por una mujer puede y deber ser saciada con su consorte.

La esposa es exactamente un manantial de agua, pero también, un torrente de agua. La esposa representa para su esposo el amor reposado, pero también el amor emotivo. Todo lo que puede buscar en otro sitio, el varón lo tiene en su propia casa. Nada de buscar afuera, si todo lo tiene a la mano.

La recomendación para el esposo es que no desperdicie el agua. Que aproveche que en su propia casa encuentra lo que su ser necesita tanto en lo físico como en lo emocional. La esposa es justamente el agua siempre a la mano para saciar su sed.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: