Confiables

Dice la Biblia en 1ª de Corintios 4: 2

“ Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.”

Me gusta como traduce la versión Traducción al lenguaje actual de la Biblia este texto porque dice así: “Los que están encargados de alguna tarea deben demostrar que se puede confiar en ellos.” Pablo se está refiriendo a todos aquellos que trabajan en la iglesia o para la iglesia.

Uno de los rasgos más sobresalientes o más importantes que se necesita o se requiere para todos aquellos que han abrazado una labor dentro del cuerpo de Cristo es justamente que sean fieles o como dice esta última versión que sean confiables. La iglesia exige personas que tengan una gran solvencia moral para entregarles una responsabilidad.

Por encima de talentos y capacidades, Pablo anteponía esta virtud. La palabra fiel que usa el apóstol Pablo procede de la expresión griega “pistos” y su uso cotidiano en aquellos días era para referirse a una persona a quien se le podía encargar la ejecución de un negocio, a quien se le podía delegar una actividad o quien sabía cumplir perfectamente una misión.

Sobre esta clase de personas se depositaba una función con la certeza y la seguridad de que lo haría correctamente, que pasara lo que pasara ella cumpliría cabalmente con su encomienda. Los coperos de los reyes o los emisarios con cartas eran personas sobre las que se depositaba toda la confianza.

Para la la iglesia se requerían y se requieren esta clase de personas. Su labor reclama un alto sentido de responsabilidad porque en sus manos no solo están bienes materiales, sino la vida espiritual de decenas de personas que han creído en Jesús y bajo ninguna circunstancia deben fallar o se infieles a su llamado.

Encontrar una persona confiable o ser confiable para otros es un reto, pero no algo imposible. El círculo de amigos de Pablo estuvo plagado de esta clase de personas, Timoteo, Lucas, Silas, Marcos y Aristarco, entre otros. En honor a la verdad debemos decir que hubo personas que no fueron dignos como Demas. Pero hubo gente de confianza.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: