La parábola de la Luz del Mundo

Por Porfirio Flores

Mucho, pero mucho antes, que el desaparecido Partido Encuentro Social (PES) se incrustara en la vida política de México con miembros y líderes evangélicos, la iglesia de la Luz del Mundo tenía mucho tiempo instalada en presidencias municipales, legislaturas locales y federales. Le faltaba muy poco para llegar a gubernaturas.

Y no podía ser de otra manera, nació auspiciada por el poder presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) como un intento para frustrar la guerra cristera en Jalisco y así se desarrolló, apoyando inicialmente al PRI, luego al Partido Acción Nacional (PAN) y recientemente buscando acercarse al nuevo poder político mexicano.

El periodista Marco Lara Klahr, autor de una investigación sobre esta agrupación, documentó que en 1926 su fundador, Eusebio Joaquín González, quien cambió su nombre a Aarón Joaquín Flores, fue enviado a plantar la iglesia en Jalisco por el presidente Plutarco Elías Calles, como contrapeso de la iglesia católica.

Y la revista Proceso, en un reportaje muy completo sobre esa Asociación Religiosa evidenció la entrega de 20 hectáreas por parte del municipio de Guadalajara, Jalisco, un espacio designado para su mega templo y desde donde se propagó un fenómeno religioso único en México. Hoy en día ese lugar se le llama “La hermosa provincia”.

Cabe recordar que todas las iglesias de corte cristiano, incluida la católica llegaron a México. La iglesia Bautista, la Metodista, la Presbiteriana, la Pentecostés, la Adventista, los Testigos de Jehová y los Mormones, fueron iniciativas impulsadas por misioneros extranjeros en nuestro país. La iglesia La Luz del Mundo, no. Fue fundada y promovida por mexicanos. Es una Asociación Religiosa creada en nuestra nación, que a pesar de llamarse cristiana tiene elementos no necesariamente bíblicos.

1 El culto idolátrico a un hombre: primero a Aarón Joaquín Flores, luego a su hijo, Samuel Joaquín Flores y ahora a Naasón Joaquín García es una negación del principio cristiano de adorar o venerar exclusivamente a Dios, aun cuando se le llame apóstol o siervo de Dios. Ni Pablo ni Pedro, columnas de la iglesia cristiana aceptaron un trato así.

2 A pesar de llamarse la iglesia primitiva restaurada, sus prácticas de dominación hacia los creyentes y sus dogmas, distan mucho de la libertad de conciencia que proclama el Nuevo Testamento.

3 Las tres generaciones de liderazgo han mantenido siempre una relación estrecha con los gobiernos, inicialmente en Jalisco, pero luego en otros estados hasta llegar al gobierno federal tanto con el Partido Revolucionario Institucional como con el Partido Acción Nacional y recientemente con el Verde Ecologista de México. Cuando la Biblia es clara al separar el poder político de la vida espiritual.

Durante los gobiernos priistas se mantuvieron siempre apoyando a ese partido, pero al perder la gubernatura con el blanquiazul, los dirigentes de la Luz del Mundo pronto hicieron migas con los panistas y recientemente con el Movimiento Ciudadano. Ellos no han tenido problema con la ideología de cada partido.

Gracias a esa convivencia y conveniencia desde hace muchos años, esa Asociación Religiosa cuenta con representantes populares en regidurías, presidencias municipales, legislatura locales y federales y recientemente en el Senado donde el Senador, Rogelio Zamora Guzmán se ha declarado miembro de esta comunidad.

Fue él a quien se responsabilizó de utilizar el Palacio de Bellas Artes para celebrar los cincuentas años de vida de su líder, Naasón Flores García, detenido en Los Ángeles, California el 4 de junio por presuntos delitos sexuales.

La manera en la que escaló posición fue relativamente fácil: ofreció el voto de sus feligreses en una clara violación a lo establecido en la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público promulgada ya hace casi 30 años.

Sin embargo, ni a la Luz del Mundo ni a los partidos políticos pareció importarles tan flagrante ilegalidad. El sufragio en cascada de los miles de seguidores de este credo era más importante. Los hacían ganar y bastaba con una cuota de posiciones en puestos de elección popular para mantener su clientela electoral.

El escándalo en Bellas Artes y la detención en en la Unión Americana de Naasón Joaquín, han revelado los nexos que este personaje ha tenido con dirigentes partidistas de todo tipo. Hoy todos se deslindan y niegan relación alguna con él.

Basta una revisión en las hemerotecas para descubrir que los delitos de los que se acusa al nieto son los mismos de los que se acusó primero al abuelo y también al hijo aquí en México, pero que nunca prosperaron y no prosperaron porque siempre fueron cobijados por el manto de poder que los volvía intocables.

Hoy la Luz del Mundo se ha convertido en escarnio. Y aunque se asocie con el cristianismo evangélico siempre será necesario revisar que el culto a la personalidad o la veneración a un hombre, como la que practican en ese movimiento, nunca ha formado parte de la confesión de fe de las iglesias protestantes históricas.

Lo ocurrido a la Luz del Mundo debe servir para poner mayor atención en los procesos electorales, para evitar que Asociaciones Religiosas o ministros de culto promuevan en sus iglesias velada o abiertamente simpatías hacia algún partido o reticencias hacia algún candidato. La función de la iglesia no es terrenal. Es espiritual.

La parábola de la Luz del Mundo estriba justamente en recordar eso. Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Así, lo ocurrido al líder de esa agrupación quedaría enmarcado como un problema dentro de una congregación y no como un asunto con tintes políticos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: