Cristo prepara alojamiento en el cielo para los suyos

Dice la Biblia en Juan 14: 3

“Si me fuere y os preparare lugar vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo para que donde yo estoy, vosotros también estéis.”

Una y otra vez Jesús les dijo a sus seguidores que se iría al cielo, pero que retornaría por ellos. El plan de Dios estaba delineado perfectamente. Nada tomó por sorpresa al Señor. Vino a morir por nuestros pecados y se fue al cielo a preparar lugar para sus seguidores por quienes vendría de nueva cuenta.

El apóstol Juan, uno de sus más cercanos discípulos, quien escribió muchos discursos que no aparecen en los otros evangelios escribió abundantemente sobre este tema y legó a la cristiandad lecciones sobre el retorno a Cristo que sirve como una firme esperanza para los seguidores del Señor.

Ellos no quería que el Señor se fuera. Tenían al Hijo de Dios con ellos y entre ellos y les era más que suficiente, pero Cristo tenía que partir de este mundo y partió, pero les dejó una promesa o dos promesas para consolar su atribulado corazón a fin de que no los ahogara la tristeza y desolación.

Les prometió que se iba para preparar un lugar para ellos. Usó una figura retórica para hacerlos sentir especial. En realidad en el cielo todo esta perfectamente diseñado, pero Cristo les dijo que iba a preparar un lugar. Los judíos sabían perfectamente que significaban estas palabras.

La Pascua se preparaba. Era necesario un lugar especial porque era un evento especial. Cuando un invitado llegaba a una casa se preparaba el lugar de su alojamiento porque era un honor tenerlo con él. Era una grosería recibirlo sin los preparativos correspondientes. Así eran los judíos.

Por eso los discípulos entendieron bien lo que quería decir que se iba a prepara lugar para ellos. Eran tan importantes o somos tan importantes para el Señor que desde hace más de dos mil años prepara un lugar para nosotros. Nada de improvisaciones para recibirnos nos dará un lugar de honor.

También les prometió que vendría por ellos o más bien que vendría por nosotros y lo cumplirá porque Dios es siempre fiel y siempre ha cumplido lo que promete.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: