Él regresará

Dice la Biblia en Juan 16: 22

“…pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón y nadie os quitará vuestro gozo.”

El cristianismo se anima siempre con estas palabras que Cristo les dijo a sus discípulos poco antes de morir en la cruz. El declaró que los volvería a ver. Pero ellos no alcanzaban a entender sus palabras porque les resultó difícil asimilar que su maestro, que dio prueba de su divinidad con señales y milagros portentosos, fuera a perder la vida a mano de los romanos.

Pero el Señor fue al monte calvario donde murió de manera dolorosísima. Y para muchos de sus seguidores fue el fin. Parecía que todo estaba terminado. Los hombres que iban camino a Emaús reflejan el pesar y la tristeza del momento, pero sobre todo revelan la convicción que prevalecía entre ellos: había muerto y nada cambiaría eso.

Pero el primer día de la semana, el Señor resucitó y cumplió su promesa de que los volvería a ver y su corazón se llenó de alegría al contemplar de nueva cuenta a su maestro, quien por supuesto les reprochó su incredulidad y la dureza de su corazón por no haber creído a sus palabras.

Luego, en el monte de los olivos se volvió a despedir de ellos y de nueva cuenta les dijo que volvería y desde hace dos mil años lo esperamos con la seguridad completa y absoluta que él vendrá nuevamente tal y como lo hizo cuando derrotó a la muerte y volvió a la vida tras su crucifixión.

Su retorno nos llena de esperanza porque nos recuerda siempre que este mundo no es nuestro hogar. Que el sufrimiento y dolor que se vive en este mundo tendrá fin cuando el reine, porque entonces enjugara toda lagrima y establecerá su reino para siempre y viviremos con él eternamente.

El volverá esa es una verdad que debemos repetir una y otra vez para que no caigamos en la equivocación de pensar que este mundo es nuestra casa. Tener presente su regreso nos ayudará siempre a entender que somos peregrinos en esta vida y nuestro verdadero hogar esta en el cielo con él.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: