Buscar y encontrar

Dice la Biblia en Jeremías 1:13  

“Me buscarán y me encontrarán cuando me busquen de todo corazón.”

Cuando Cristo estuvo en la tierra, fueron muchos los que lo buscaron, algunos con dudas, otros con peticiones y él tuvo una reacción distinta con todos. Muchas veces respondió con otra pregunta o simplemente dijo no.

Y eso en ocasiones nos causa conflicto porque lo mismo ocurre con nosotros. Vamos hacia él y parece estar ocupado en otra parte, o recibimos como respuesta un absoluto silencio.

Sin embargo, mucho antes, durante el exilio de los judíos en Babilonia nuestro Señor estableció el requisito más importante para acercarnos a él. En la carta que el profeta Jeremías envía a los judíos abatidos por sus nuevas circunstancias domiciliarias, Dios dijo: me buscarán y me encontrarán cuando me busquen de todo corazón.

Y es lo mismo que nos dice a nosotros ahora: Me vas a buscar y a encontrar cuando me busques de todo corazón. Entonces la ecuación es simple, con Dios buscas y encuentras sólo cuando vas hacia él con todo lo que eres y entregas absolutamente todo lo que tienes.

No puedes llevar ciertas partes de tu vida y otras reservarlas para ti. ¿Últimamente lo has buscado así? ¿Has abierto tu corazón y le has dicho todo lo que sucede en él? Si la respuesta es sí, ten por seguro que él ha escuchado y está trabajando en tu respuesta.

Suena muy exigente, lo sé. Pero la cuestión es que tenemos un Dios totalmente interesado en todo lo que ocurre con nosotros. Su amor no es parcial, lo abarca todo y si nosotros no lo incluimos en cada aspecto de nuestra vida, sencillamente no podemos esperar que Él obre.

En todo momento él está dispuesto a recibirnos y venir a nuestro encuentro, vayamos a él con todo lo que somos, con nuestro corazón entero.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: