Gobiernos que luchan contra la verdad, anuncian el regreso de Cristo

Dice la Biblia en Daniel 8: 12 Y a causa de la prevaricación le fue entregado el ejército junto con el continuo sacrificio; y echó por tierra la verdad, e hizo cuanto quiso, y prosperó.

El profeta Daniel tuvo el privilegio y la responsabilidad de conocer los últimos días de este mundo y los plasmó en el libro que lleva su nombre en la Biblia. Las visiones y sueños que tuvo sirven de marco en el libro de Apocalipsis para plantear las condiciones que se presentarán cuando Cristo retorne.

El vidente de Dios nos ofrece una perspectiva sumamente interesante a la hora de hablar sobre el futuro de la humanidad. Y es que la Escritura nos ayuda a entender lo que ocurre en este mundo porque mucho antes de que las cosas sucedan en la Biblia ya tenemos planteadas las condiciones que han de suceder.

Según Daniel a los gobiernos poderosos le sucederán otros gobiernos más poderosos en una especie de ciclos de imperios fuertes que se habrán de imponer sobre toda la humanidad para gobernarlos, expoliarlos, someterlos y conducirlos por donde mejor les parezca sin que puedan hacer nada.

Justamente uno de esos gobiernos o imperios habrá de prevaricar y provocar la abominación desoladora, es decir arremeterá con toda la fuerza para atacar los cimientos de la verdad sobre Dios, su templo, su pueblo y en consecuencia de los hijos de Dios, quienes padecerán este gobierno que será ateo.

Sin embargo para llegar a este punto, la desviación o la prevaricación será gradual, es decir gobierno tras gobierno preparará la llegada de este imperio que se instalará con una vocación anti religiosa brutal. Dios dejará de ser para ellos algo fundamental o importante, pero no podrán derrotarlo.

Bajo esa óptica o de acuerdo a esas profecías, vivimos justamente administraciones gubernamentales cada vez más lejos de la verdad cristiana, nos encontramos sumergidos en tiempos en los que los postulados sobre la familia o sobre el sexo parecen ilógicos o carentes de sentido común que posiciones basadas en el entendimiento o sensatez.

Pero cuando más se engrandezcan por quitar a Dios o intentar quitar a Dios de su trono sobre el mundo, Cristo volverá y les recordará que el dueño y soberano del mundo es el Señor y los aplastará para establecer su reino verdadero. Un reino donde la verdad es grandemente apreciada.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: