¿Qué es la Navidad?

Por Paola Flores

Dice la Biblia en Isaías 9:6 (NVI) 

Porque nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía reposará sobre sus hombros, y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.

Introducción 

Hablar del nacimiento de Jesús es indispensable en la vida de todo creyente. Y tener presente la razón por la que vino a la tierra va más allá de poner un árbol y decorarlo con bellas luces.  Hoy vamos a responder juntos una pregunta que en los próximos días será inevitable:

¿Qué es la Navidad? 

Para entrar en materia, me gustaría que hiciéramos un breve recuento de las circunstancias que rodearon la llegada de nuestro señor Jesucristo.

– Zacarías y Elisabet no podían tener hijos.

– Simeón tenía miedo de morir antes de haber visto al Mesías.

– Nicodemo decía que a su edad ya no era posible nacer de nuevo.

– Israel hace tanto tiempo que esperaba, que ya había dejado de esperar. 

Este era el panorama, uno sin esperanza. Y entonces vino Jesús, llegó por medio de un milagro maravilloso y sencillo y fue anunciado con gran gozo.

Un anuncio con gran gozo

Dice la Biblia Lucas 1:28 

Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tu entre las mujeres.

Cuando Jesús fue revelado, hubo gran gozo. La historia de la llegada del Mesías inicia con inmensa alegría. María incluso se turba ante el saludo del ángel. Porque la alegría celestial es algo que va más allá de lo que hasta ahora tú y yo hemos conocido.

Hablamos de que Dios, hecho carne, venía al mundo. El regalo más valioso nos era otorgado, aún sin merecerlo.

Y todos fueron impactados por esa alegría:

Zacarías y Elisabet tuvieron un hijo. Simeón fue consolado y vió al Mesías. Nicodemo entendió lo que realmente era nacer de nuevo. Muchos israelitas se despertaron de su letargo y creyeron. La venida de Jesucristo fue un milagro y el anuncio de la salvación. 

La llegada de un salvador

Dice la Biblia en Mateo 1:21 

Y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

Cuando la llegada del Mesías fue anunciada por los profetas, la idea que se incrustó en la mente de los judíos, fue la de un justiciero, un vengador, casi casi un verdugo; y nos nació un Salvador.

Quizá hoy en día nos ha pasado lo que a los judíos. Sabemos tan bien todo, que es como si no lo supiéramos. Y vamos por la vida sin tomar mucho en cuenta el regalo de salvación que ya se nos ha otorgado.

Luz para el mundo 

Dice la Biblia en Juan 1:9 

Aquella luz verdadera que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.

Los israelitas tenían bien sabido que vendría un Mesías, pero como hemos dicho antes, lo sabían tan bien, que ya lo habían olvidado. Los sabios de oriente no sabían mucho, en realidad no sabían nada. Pero al ver una luz incomprensible, creyeron que ese era su destino y fueron hacia ella. 

Dios con nosotros

Dice la Biblia en Mateo 1:23 

He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.

Cristo no vino por un momento y luego se fue, Cristo vino al mundo, murió por nosotros y vive hoy. Hoy está aquí en medio de su iglesia. Y va contigo a todas partes. En esta temporada que inicia, lo más importante no son las luces, los regalos ni el “ambiente festivo”. Lo verdaderamente trascendental es instalar de forma permanente en nuestro corazón que el rey del mundo vino a nosotros. Que el Todopoderoso se acercó a nuestra pequeñez.

El nacimiento de Cristo, es el amor de Dios hecho visible. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: