Las preguntas de Jesús: ¿Cómo te llamas?

Dice la Biblia en Marcos 5: 9

Y le preguntó: ¿Cómo te llamas? Y respondió diciendo: Legión me llamo; porque somos muchos.

Introducción

Este hombre conocido como el endemoniado gadareno fue poseído por muchos demonios. Antes de sanarlo Jesús hizo algo que comúnmente no hacían: dialogó con el demonio. Cuando Jesús enfrentaba esta clase de seres lo que hacía era callarlos como lo podemos ver en el mismo evangelio de Marcos 3: 11-12.

La mitad del capítulo cinco de Marcos está dedicada a hablar de este personaje que una vez sanado quiso seguir a Jesús, pero el Señor le pidió que fuera con su familia a contarle cuán grandes cosas el Señor había hecho con él. En veinte versículos el Evangelio de Marcos nos relata este milagro.

En esos versos se nos describe la situación que vivía el endemoniado gadareno, la forma en la que Cristo lo liberó, el miedo que vino a la vida de quienes apacentaban el hato de cerdos, la solicitud de los vecinos de ese lugar que le pidieron a Jesús que se alejara de sus contornos atemorizados por lo ocurrido.

Exactamente en este relato encontramos la pregunta que Jesús le hizo al demonio. Una pregunta que iba dirigida más bien a sus discípulos para que conocieran un poco del extenso y desconocido mundo de los demonios. Una presencia real y manifiesta de seres que dañan en extremo a los seres humanos.

La pregunta era para sus apóstoles y para los habitantes de la región de Gadara. La interrogante nos conduce a los creyentes a reflexionar seriamente y con mucho cuidado y responsabilidad la responsabilidad que tenemos frente al mundo espiritual y nos recuerda una vez más que frente a ese mundo solo se puede dar la batalla con la autoridad de Cristo.

  1. Condición del endemoniado gadareno

A. Habitación insalubre

B. Fuerza descomunal

C. Gritos de día y noche

D. Lesiones en el cuerpo

 

2. Actitud del demonio frente a Cristo

A. Reconoce su autoridad

B. Le reclama perturbarlo

C. Es atormentado

D. Le ruega no salir de la región

E. Sale del cuerpo del endemoniado

 

3. Reacción de los testigos de la expulsión del demonio

A. Huyeron asustados

B. Dieron avisos a sus paisanos

C. Expulsaron a Jesús

 

4. Reacción del gadareno liberado

A. Desea estar con Jesús

B. Obedece a Jesús

C. Proclama a Jesús

Síntesis

  1. Condición del endemoniado gadareno

El evangelio de Marcos presenta a este hombre como un ser con un espíritu inmundo. La palabra espíritu la hemos estudiado en otras ocasiones. Procede de la raíz griega “pneuma” y quiere decir viento o aire, mientras que la palabra inmundo significa sucio o impuro.

Es probable que este hombre dejó entrar al espíritu inmundo en su vida a través de su conducta. Los hombres nacen libres de ataduras, sin embargo en el transcurso de su existencia pueden dar lugar a esta clase de seres que dañan profundamente la vida de quienes les permiten ingresar a sus vidas.

Es un hecho que este hombre no nació así. Hubo un momento en su vida en el que le permitió al maligno dominar su vida. Hay muchas maneras de llegar a esta condición. La primera es el ocultismo y la practica de brujería abiertamente. El juego de cartas, la ouija y la lectura del tarot, café, manos y muchas otras.

A. Habitación insalubre

El endemoniado gadareno vivía entre los sepulcros. Esto quiere decir que este hombre habitaba en los panteones de esa ciudad. Obviamente fuera de sí y controlado totalmente por este espíritu maligno, esta persona tenía su morada en un lugar más que insalubre, pero en el que podía estar sin ser molestado.

B. Fuerza descomunal

Esta es una característica singular en los demonios. Tienen mucha fuerza no solo para resistir a más personas, sino también para romper objetos o hacer largas caminatas sin resentir cansancio alguno.

El evangelio relata que a este varón se le ató con cadenas y grillos y hasta con personas para dominarlo, pero nada de eso fue suficiente. Al contrario con suma facilidad podía destruir esos artefactos ante la mirada atónita de quienes debían de cumplir con la obligación de sujetarlo.

C. Gritos de día y noche

El endemoniado gritaba por donde iba. Marcos dice que en los montes y en los sepulcros iba alzando la voz. Nada parecía detenerlo y mucho menos tranquilizarlo. Queda claro que los nervios son destrozados en una persona endemoniada.

D. Lesiones en el cuerpo

Este personaje se hacía daño en el cuerpo. Esa es una característica peculiar en las personas que son dominadas por un espíritu inmundo. Se hacen daño así misma y por supuesto también a otros.

2. Actitud del demonio frente a Cristo

Los demonios solo se sujetan ante Cristo. Esa es una verdad que debemos tener presente siempre. Ningún objeto o persona pueden hacer nada frente a una situación como la que relata el evangelio de Marcos.

Esa verdad debe prevalecer a la hora de enfrentar a esta clase de seres que dañan y perjudican la vida de las personas. Nosotros en sí mismos no podemos hacer nada, si la autoridad de Cristo no va con nosotros. Ocurrirá lo que les paso a sus discípulos con el niño con epilepsia que los discípulos no pudieron sanar en Mateo 17: 14-21.

A. Reconoce su autoridad

Marcos dice que el endemoniado gadareno se arrodillo ante Cristo. Es una prueba de que los demonios solo reconocen la autoridad de Cristo. En cuanto lo vio se puso de rodillas ante él.

B. Le reclama perturbarlo

El demonio le preguntó a Cristo ¿qué tenía con él? Como una manera de aceptar que por mucho tiempo nada lo había inquietado estando adentro del gadareno, pero que ahora ante la presencia de Cristo se sentía incómodo.

C. Es atormentado

Solo Cristo puede atormentar a estos seres. Nadie más puede hacerlo, ni la Biblia, ni un crucifijo, ni el agua bendita, ni una imagen del Señor, algún santo, la virgen María o cualquier otro pueden atormentarlo.

D. Le ruega no salir de la región

Esta parte es muy interesante porque le ruegan a Cristo que no lo aleje de la región de Gadara, a lo que Cristo accede. Queda claro que hay demonios regionales o demonios por región.

Esta es una verdad inquietante que Lucas revela con toda claridad en su evangelio. Lucas 11:26-28 dice que cuando un espíritu sale anda vagando, lo que nos permite comprender que legión no se fue de Gadara allí se quedó a la espera de que otro hombre le abriera las puertas para vivir en él.

E. Sale del cuerpo del endemoniado

Legión salió del cuerpo que tenía en posesión y lo hizo en unos dos mil cerdos que pastaban en esa zona a la que llegó Jesús con sus discípulos. El hato o ganado de cerdos eran unos dos mil. Un número elevado en una región gentil porque los judíos no consumen el cerdo.

3. Reacción de los testigos de la expulsión del demonio

Quienes atestiguaron ese sobrenatural suceso y vieron el poder infinito de Cristo sobre esos seres malignos del mundo espiritual quedaron sorprendidos y, hay que decirlo, también atemorizados.

A. Huyeron asustados

No habría porque tener miedo, pero ellos lo tuvieron al resultarles incomprensible la situación que vieron. No era fácil asimilar ese portentoso hecho y lo primero que hicieron fue huir asustados.

B. Dieron avisos a sus paisanos

Avisaron a sus paisanos para explicar lo que había sucedido con sus ganancias echadas a perder por un hombre al que no conocía, de quien no sabían nada y menos entendían que hacía entre ellos.

C. Expulsaron a Jesús

Lo que hicieron estos hombres fue expulsar a Jesús. El problema de ellos es que habían perdido más de lo que se imaginaban. Lo menos que les importaba a ellos era la liberación del endemoniado gadareno. Para ellos lo importante era el dinero.

4. Reacción del gadareno liberado

Marcos nos regresa al endemoniado gadareno quien estaba ya en su juicio cabal. Era otro hombre. Legión no tenía más autoridad sobre él y se sentía feliz y satisfecho por ello y en gratitud quería ir con él.

A. Desea estar con Jesús

El endemoniado gadareno fue el único de esa región que quiso quedarse con Jesús. Su compatriotas habían echado a Jesús de su territorio, pero él resolvió quedarse allí con quien lo había liberado.

B. Obedece a Jesús

Jesús lo devolvió a su casa a contarles a sus familiares lo maravilloso que Dios había sido para con él. Es probable que sus problemas espirituales se originarán en su hogar y por eso Jesús le pide que vaya a su casa. La palabra casa denota hogar más que construcción.

Este hombre regresa con los suyos a contarles como de la posesión demoniaca de la que fue objeto ha sido liberado por un hombre cuyo nombre es Jesús.

C. Proclama a Jesús

El endemoniado gadareno se dedicó a proclamar a Jesús entre sus paisanos. Lo hizo con toda la autoridad que da haber visto cara a cara al Señor y haberse beneficiado del poder de Cristo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: