Amigos de Jesús

Dice la Biblia en Juan 15: 14 Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.

En este mundo tener amigos es una gran bendición. Amigos de palabra y no solo de dientes para afuera. Esos amigos que acuden ayudarnos cuando más los necesitamos y no aquellos que en la calamidad e infortunio se desaparecen y solo contamos con ellos en las alegrías y las celebraciones.

La amistad es una virtud que desarrollan aquellos que saben ser solidarios, que son agradecidos, pero sobre todo que han renunciado al egoísmo y han abdicado a esperar que les devuelvan algo por lo que han hecho. Los amigos son seres que están allí siempre, dispuestos a ayudar sin esperar absolutamente nada a cambio.

Un amigo te comprende, pero también te confronta. Un amigo te respeta y aún conociendo bien tus debilidades no se aprovecha de ellas. Un amigo es aquel a quien cuentas tus sueños y tus metas porque sabes que te alentará. Un amigo es aquel a quien abres tu corazón porque sabes que jamás hará una infidencia de lo que sabe de ti.

Los seres humanos necesitamos a un amigo o amiga en el que podamos desahogar nuestras frustraciones, pero también con quien podamos compartir nuestros triunfos que le traerán alegría y no envidia. Un amigo que dejarás entrar en casa porque sabes que saldrá de allí guardando todo lo que vio, bueno o malo.

Los seguidores de Jesús tenemos una oferta fabulosa en este verso. Jesús nos dice que nosotros somos sus amigos, si le obedecemos.  La obediencia a Jesús nos convierte en sus amigos. El sabe ser un amigo para nosotros. Ese amigo anhelado y deseado en el que podamos sentirnos completamente seguros.

En once palabras Jesús estableció el tipo de relación que desea tener con sus seguidores. Una relación amistosa, un convivencia amigable y una cohabitación entrañable de afecto y compasión que hace de la vida cristiana una experiencia enriquecedora, con dificultades y problemas, pero con la certeza de su acompañamiento en todo tiempo.

Cuando somos amigos de Jesús o cuando Jesús es nuestro amigo, nos enseña a ser amigos de los demás.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: